Seasons Of Heaven 2

En Filipinas, una pareja fue arrestada por las autoridades locales, al engañar a por lo menos 50 inversionistas por un monto de $ 17 millones de dólares en un esquema Ponzi que involucraba Bitcoin.

La policía de la localidad, señalo que el detenido Arnel Ordonio, era un conversador tan hábil que a sus custodios no se les permitió entablar conversación alguna con el sospechoso mientras permanecía aislado hasta que se presentaran los cargos penales correspondientes. Ordonio y su esposa Leonady fueron arrestados por un equipo del Grupo de Investigación Criminal y Detención del PNP (CIDG) en Vigan, Ilocos Sur, al norte de la capital, Manila.

El jefe de PNP-CIDG, Roel Obusan, dijo a los periodistas durante una conferencia de prensa en la sede de la policía:

“Mientras él (Arnel) estaba bajo custodia, se le escuchó prometer a alguien que tan pronto como saliera, sacaría el dinero. No podríamos permitir eso”.

Obusan ordenó a los custodios de la policía no hablar con Ordonio para evitar que el sospechoso utilizara su habilidad de conversación para salir de la detención. Agregando:

“Así que esperé a que se presentaran los cargos en su contra antes de autorizar que alguien hablara con él”.

El jefe de la policía también señaló que la pareja había fundado New G Bitcoin Investment Trading, los cuales prometían elevadas ganancias a los inversionistas con pagos cada 15 días. Los cónyuges dijeron a sus víctimas que ganarían $ 5,773 por cada $ 19,249 de inversión, lo que equivale a un aumento del 30%.

“Este es un caso simple de estafa piramidal porque tienen una línea ascendente y una línea descendente. Al principio, darían ese interés durante el primer y segundo tramo, pero después de eso, desaparecerían”, agregó Obusan.

La pareja inclusive publicó anuncios en la plataforma de Youtube, en donde aparecen arrojando billetes de 500 pesos desde el segundo piso de su residencia para atraer a los inversionistas. Los Ordonios afirmaron que el dinero provenía de sus ganancias de Bitcoin.

Sin embargo, Obusan declaró que la pareja no poseía ningún tipo de cantidades en Bitcoin, sino que hacían los pagos a los inversionistas con el dinero que captaban de las de nuevas víctimas.

Rosanne Maglunog, fue una de las víctimas afectada por los estafadores. Maglunog acampó en la sede de la policía durante la conferencia de prensa, declarando que ella y su esposo convencieron a sus familiares para que realizaran inversiones en New G luego de que un amigo los invitó al plan. En total, junto con sus familiares invirtieron $ 558,268 entre Noviembre y Diciembre del año pasado y con su esposo invirtió casi $ 77,000 de su propio dinero.

La policía presentó cargos de estafa conjunta contra Arnel y Leonady Ordonio ante el Departamento de Justicia.

El director general de PNP, Ronald de la Rosa, le dijo al público que no creyera en esquemas de inversión “hacerse rico rápidamente”. Señalando:

“Si te encuentras con un plan que es demasiado bueno para ser verdad, ofreciendo una tasa de interés enorme, eso es una estafa. No te dejes engañar”.