Energia China

Corporación Estatal de la Red de Suministro Eléctrico de China anunció su disposición en emplear la tecnología blockchain para avanzar con el desarrollo de una plataforma para el registro de datos.

El gigante energético de China reveló en su patente, recientemente publicada, su intención de avanzar en el desarrollo basado en la tecnología blockchain para crear un sistema que permita el almacenamiento y el rastreo de información sobre, por ejemplo, el consumo eléctrico por parte de los consumidores, además, que permita compartir información de forma descentralizada.

La idea detrás del desarrollo del concepto del “Internet de la Energía” consiste en el suministro de información en internet sobre el consumo energético, para gestionar más fácilmente el seguimiento de los datos por medio de dispositivos web.

La corporación explicó que el sólo hecho de centralizar dicho sistema incurriría en el consumo de una enorme cantidad de energía, desprendidos de los costos operativos que conllevan al manejo de grandes cantidades de información. Por dicho motivo, se propone un sistema descentralizado que use una función hash para el traspaso de información recién generada y que luego sea almacenada en una blockchain.

De acuerdo con SciEngine:

“La creciente demanda de energía es uno de los desafíos más grandes de la actualidad. El desarrollo de la transmisión y el almacenamiento eléctrico, la distribución de la información y la el alto rendimiento informático ha proporcionado una base sólida para la aplicación eficiente de recursos renovables distribuidos”.

Asimismo, las tecnologías emergentes de generación distribuida procuran mejoras en el precio del mercado, así como en el almacenamiento de energía a cualquier escala y las tecnologías asociadas al “Internet de las Cosas” pondrán un fin en las reglas del mercado tradicional.

No es la primera vez que el gigante asiático muestra interés en el uso de la tecnología blockchain para mejorar los procesos dentro de sus industrias. Hace unas semanas se dio a conocer que el conglomerado Sinochem, la compañía petrolífera de China, está interesado en aplicar la tecnología blockchain para la exportación de crudo. Asimismo, el Banco Central de China presentó una patente para el uso de dicha tecnología para solventar el problema de la escalabilidad que enfrenta la blockchain.