Amazon Prime Video

En recientes comunicados, la División de Seguridad del Reino Unido levantó una alerta sobre los riesgos asociados a las prácticas de “cryptojacking”.

En el reporte oficial emitido por la división, se catalogó al cryptojacking como una amenaza cibernética al comercio en el Reino Unido. De acuerdo con lo planteado en este reporte se tiene que:

“Los ciberataques han ocasionado pérdidas financieras a un sinfín de empresas de diversas categorías. Los costos divergen de los propios ataques, ya que la reparación de daños, así como la recuperación de la confianza del consumidor, equivale a una inversión de capital. Por dicha razón, se ha considerado la aplicación del reglamento general de protección de datos que podría dar lugar a sanciones severas para las organizaciones que fallen con el cumplimiento de la protección de datos”.

Con el surgimiento de nuevas tecnologías y aquellas asociadas a las prácticas del comercio electrónico, se ha incrementado el índice de actos delictivos que no sólo ponen en riesgos la integridad de las empresas, sino que someten la privacidad y seguridad del mismo usuario o consumidor.

En general, la división está preocupada por el cryptojacking, definido como el uso no autorizado por parte de un individuo u organización, de ordenadores de escritorio, portátiles, smartphones y dispositivos IoT de otros usuarios para minar criptomonedas. Por supuesto, esto es considerado una grave ofensa, pues los beneficiarios ilegales se aprovechan del poder de cómputo de equipos ajenos, además de poner en riesgo datos personales.

Hace una semana se reveló el hecho que el malware coinHive es el más recurrente en la práctica de cryptojacking. Sumando a este hecho, existen actualmente unos 4.000 sitios infectados que traen al gobierno y a las entidades de ciberseguridad de diversas naciones a tomar medidas radicales para prevenir los futuros ataques.

El reporte también destaca que:

“La Práctica de minar criptomonedas a través de malware se ha utilizado desde hace varios años, sin embargo, es probable que una de las principales amenazas de este 2018 y 2019 involucre una nueva práctica que explote a los visitantes de un sitio web”.

En el reporte, las autoridades de la división de ciberseguridad aconsejan que los usuarios se mantengan al tanto de los sitios que visitan, así como con la actualización antivirus y aplicaciones ad-blockers.