El Servicio de Impuestos de Sudáfrica (SARS por sus siglas en inglés) anunció el pasado viernes sobre sus intenciones de imponer el pago de impuestos al comercio en general con criptomonedas, así como esperará la declaración de ganancias o pérdidas por parte de los contribuyentes u operadores de dichas transacciones.

El SARS también expresó la urgencia de realizar las declaraciones según las normativas establecidas y que todo acto fallido de su cumplimiento será acreedor de la imposición de mayores intereses y sanciones.

Muchos contribuyentes y comerciantes han demostrado estar en desconocimientos de los métodos de pago de impuestos en el caso de las criptomonedas. Con el fin de evitar futuras confusiones e incumplimientos, el SARS planea ofrecer lineamientos por distintos medios a los contribuyentes.

Según un comunicado, se estableció que:

“La continua atención y especulación en temas relativos a las criptomonedas ha provocado que el SARS brinde instrucciones de fines impositivos en cuanto al tema de los criptoactivos. Sin embargo, ya existe un marco fiscal bajo el cual tanto el SARS y como los contribuyentes pueden guiarse para el pago de impuesto en este campo, haciendo innecesario la publicación de otros lineamientos, por lo menos por ahora”.

Cabe destacar que Sudáfrica aún no considera legal el financiamiento o comercio con criptomonedas. De hecho, el SARS las considera activos de naturaleza intangible, es decir, que no pueden ser usados como efectivo, por lo que deben ser regulados bajo un marco legal estricto y sujeto a las normas sobre rentas públicas.

Por otro lado, las autoridades declararon que los contribuyentes tienen derecho a reclamar los gastos relacionados al negocio con criptomonedas, “siempre que dichos gastos se incurran en la producción de los ingresos del contribuyente y para fines comerciales”.

Mientras se esperan mayores detalles, el SARS no exigirá el registro del IVA por parte de los proveedores a los efectos del suministro de criptomonedas. Más información será revelada próximamente, especialmente después de evaluadas las medidas consideradas en el presupuesto anual publicado en febrero de 2018.