Fsa Japon Suspende Exchanges Criptomonedas

En Japón, el organismo de regulación financiera, ha ordenado a dos casas de cambio de criptomonedas cesar durante dos meses sus operaciones, debido a la insuficiencia de los procedimientos para conocer a sus clientes (KYC).

La acción tendrá vigencia de forma inmediata y durará hasta el 5 y 7 de junio respectivamente para Eternal Link y FSHO, de acuerdo con dos órdenes de multa administrativa emitidas por la Agencia de Servicios Financieros (Financial Services Agency, FSA) el viernes pasado.

Mediante una inspección de meses de duración, la agencia alego que los dos exchanges no exigieron a sus clientes de forma correcta el suministro de información correspondiente, como el propósito de las transacciones. Además, tampoco implementaron los procedimientos en los que debieron informar sobre transacciones sospechosas a la FSA.

También dijo que la falta de aplicación de estos procedimientos contra el lavado de dinero, no está en conformidad con la ley de Prevención de Transferencia de Ingresos Criminales.

Por otra parte, se dio a conocer la orden de penalización contra Eternal Link, por la violación de leyes en el país, mediante el uso de los depósitos de los clientes para cubrir los gastos de la empresa, aun cuando fuera temporalmente.

Adicionalmente, la FSA señalo que Eternal Link, FSHO y un tercer intercambio local, Last Roots, no habían realizado las mejorar necesarias en sus medidas internas de seguridad, para proteger debidamente la información del usuario contra potenciales amenazas cibernéticas.

Esta nueva ronda de sanciones administrativas por parte de la agencia japonesa, continua la tendencia de evaluación constante al mercado de criptomonedas en el país.

La nueva orden de suspensión enviada a FSHO, sigue a una dirigida a la empresa el 8 de marzo. En ese momento, el intercambio Bit Station, también recibió la orden de detener sus operaciones, mientras que por otra parte a otros cinco se les ordenó informar a la FSA sobre medidas de mejora comercial.

La agencia financiera del país ha incrementado sus esfuerzos de inspección a las casas de cambio de criptomonedas, en relación a las lagunas comerciales que han tenido en sus operaciones, sobre todo luego de un robo de $ 500 millones en tokens de NEM a Coincheck.