La Comisión de Valores de Ontario (OSC), en Canadá, estaría investigando las actividades de las plataformas de comercio de criptomonedas que operan en la provincia.

Kristen Rose, una portavoz de OSC, afirmó el pasado viernes que la agencia ha recibido “una serie de quejas” sobre plataformas que venden criptomonedas que pueden calificar como valores.

Estas plataformas, y cualquier empresa que permita monedas o fichas que sean valores para negociar con ellas, pueden ser leyes de valores fuera de juego, agregó Rose.

De acuerdo a la ley imperante en Ontario, los intercambios deben solicitar, experesamente, el reconocimiento de la comisión. Estas aplicaciones requieren que las empresas describan varios aspectos importantes de su negocio, incluidos el gobierno corporativo, las operaciones, los requisitos de acceso, las tarifas y la viabilidad financiera.

Ninguna de las plataformas que el OSC está buscando han sido legalmente reconocidas como intercambios o “exchanges” en la provincia, ni a ninguno de ellos se le ha concedido una exención de la regulación.

La comisión indicó que su esfuerzo no es para realizar una investigación exhaustiva, ya que Rose dejó en claro que en esta etapa, el OSC solo está “recopilando información sobre las actividades de las plataformas”.

El organismo, a su vez, publicó recientemente un documento en el que establece sus prioridades para el año fiscal actual, con un enfoque notable en los criptoactivos. El regulador aseguró que su objetivo principal es proporcionar protección al consumidor mientras permite, al mismo tiempo, que la innovación y la formación de capital continúen sin interrupciones.

Aún así, la OSC dijo que las ofertas de monedas iniciales (ICO) en particular “presentan importantes problemas de protección de los inversores”. Sin embargo, la postura de Ontario hacia las OIC no es necesariamente hostil, tomando en cuenta que el organismo aprobó la venta de TokenFunder durante octubre del año pasado.

Escribir un comentario