Compartir

A pesar de que la tecnología está basada en la aplicación de conocimientos muy científicos, es un sector que no está exento de mitos y rumores. Con el auge de los terminales móviles, los mitos sobre estos dispositivos no se han hecho esperar, en particular sobre uno de los componentes cuya evolución ha sido muy lenta, la batería.

Los desarrolladores de terminales móviles se han enfocado en aprovechar al máximo la autonomía de las baterías de ion-litio, que siguen siendo las más utilizadas, pese a que existen ya grandes propuestas para dar un salto a la siguiente generación.

Sin embargo, la actual generación de baterías ha estado rodeada precisamente, de mitos sobre su uso que a continuación vamos a desmentir pero ojo, que algunos fueron ciertos hasta hace algunos años.

1.- Dejar el teléfono cargando toda la noche destruye la batería

Este era un hecho cierto para los teléfonos inteligentes anteriores: se sobrecalentaban si se dejaban enchufados durante demasiado tiempo. Afortunadamente, los teléfonos inteligentes modernos y sus componentes (batería y cargador) pueden controlar eficazmente la administración de energía.

De hecho, cuando un teléfono está completamente cargado, el circuito interno se cortará y sólo comenzará a cargarse nuevamente cuando el nivel de la batería caiga por debajo del 100 %.

Filtrado diseño y características del Moto E5

2.- Puedo dejar el teléfono cargando siempre

Bueno, prácticamente sí puedes. Pero si te interesa prolongar la vida de tu batería, entonces la mejor manera de cargarla no es superar el 80 % de carga ni permitir que baje el 10 %. Cada batería viene con una cantidad fija de ciclos y estos ciclos tienden a desgastarse cuanto más cargas tu teléfono.

De hecho, cargar la batería al 80 % de forma regular aumenta su vida en un 200 %. Así que asegúrate de mantener el punto óptimo de la batería entre el 10 % y 80 % de carga, con una descarga ocasional del 0% para calibrar la duración de la batería, lo que ayuda a determinar la cantidad de vida que queda.

Así es el Hoox K31, el smartphone para empresas más seguro del mundo

3.- Forzar el cierre de las aplicaciones mejorará la batería

Si eres de los que juran que forzar el cierre de las aplicaciones mejorará la batería (y el rendimiento), entonces te tenemos algunas noticias. El hecho es cerrar aplicaciones hace más daño que bien. Lo más probable es que en realidad pueda terminar drenando más batería en el proceso.

Cerrar una aplicación repentinamente puede ocasionar la pérdida de datos. Además, si el teléfono necesita reiniciar la aplicación nuevamente, eso requerirá más recursos de la CPU y, por lo tanto, más batería.

Por lo tanto, en lugar de forzar la detención de aplicaciones, puedes atenuar la visualización, reducir la frecuencia de las notificaciones o controlar la calidad de los datos móviles. Seguramente, hay aplicaciones como Facebook y Google Chrome que consumen mucha batería, pero el cierre forzado no soluciona el problema.

Así es la primera batería de litio flexible para dispositivos inteligentes

4.- La conexión 4G consume más batería

Es cierto que la señal de radio consume menos recursos que los datos celulares. Sin embargo, esa nunca debería ser la causa de que la vida de la batería se vaya a pique. Si tienes una SIM de buena calidad de un operador confiable, no deberías tener de qué preocuparte.

Ahora bien, el problema surge cuando la tarjeta SIM está dañada o si te encuentras en un área con conexiones irregulares, ya que a fin de brindarte el mejor servicio, se usa un poco más de potencia, con el consumo de energía que eso supone.

Se filtran fundas Clear View para los Samsung Galaxy S9 y un nuevo color aparece en escena

5.- Cargar el teléfono desde una computadora portátil daña la batería

Una vez más, una idea errónea; cargar un teléfono a través de una computadora portátil sólo producirá una carga más lenta y nada más. Esto no dañará la batería de ninguna manera; Lo mismo es cierto para el puerto de carga del automóvil.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.