El mundo moderno está dando pasos cada vez más largos hacia el desarrollo de nuevas tecnologías que ayuden a mejorar la vida en sociedad. El sistema tecnológico financiero sustentado en la blockchain es uno de estos avances a los que hacemos referencia; y cuando se está tan inmerso en este mundo es difícil hacerse de la idea que, de hecho, existen personas que no tienen la menor noción de su existencia.

Según un estudio emitido por “WorldPay”, el líder global de pagos electrónicos, para el año 2021 el número de pagos digitales efectuados con criptomonedas será de 0%.

El estudio establece una clara distinción entre las distintas alternativas de pago (AMP por sus siglas en inglés) existentes hoy en día y plasma ejemplos puntuales de las condiciones provistas por cada una.

Por ejemplo, mencionan que las transferencias o carteras electrónicas están incrementando su índice de popularidad en los comercios de todas partes del mundo. Para el 2019 la mitad de las transacciones será efectuada por alguno de estos medios; a diferencia, el pago electrónico con criptomonedas sólo alcanzará un índice del 1% y para el 2021 esa cifra se reducirá a un 0.2% o su equivalente de 7 mil millones de dólares.

Por su parte, las carteras electrónicas como Paypal o AliPay seguirán su curso en ascenso, ya que proporcionan flexibilidad y seguridad a la hora de efectuar transacciones.

Otra alternativa de pago, no olvidemos, es el efectivo. Si bien muchas regiones a nivel internacional han encontrado formas de sustutuirlo, aún existen países como Filipinas, la India, Indonesia y Nigeria en donde el efectivo sigue estando en uso vigente.

A pesar de la predicción mostrada en el estudio, el futuro de las industrias y el comercio electrónico van cada vez más de la mano con alternativas que faciliten las transacciones, poniendo como prioridad la seguridad y flexibilidad de gestión. El sistema tecnológico digital y las criptomonedas aún deberán recorrer un amplio trecho, empezando por el hecho de ser reconocidas por más personas y, por qué no, reguladas por los gobiernos.