La Comisión Nacional de Energía (CNE) de Chile ha comenzado a aplicar, desde este 5 de abril, la tecnología de contabilidad distribuida (DLT) en su sector energético con el fin de mejorar el registro de datos en esta área.

La encargada de hacer pública esta noticia fue la Ministra de Energía, Susana Jiménez, que en nota de prensa en la web oficial de la CNE, se describe parte de lo que significa esta nueva tecnología en el sector energético del país sudamericano. Uno de los beneficios es poder manejar datos para acceder a ellos fácilmente, por la capacidad de concentrar la información necesaria, y además hacerla más segura.

En la nota se dice que en este registro:

(se incluyó) información de la capacidad instalada eléctrica nacional, los precios medios de mercado, los costos marginales, los precios de hidrocarburos, el cumplimiento de la ley de ERNC, la generación eléctrica de sistemas medianos, los factores de emisión y las instalaciones de generación residencial, entre otras, con lo cual se logra resguardar que la información no será modificada, adulterada, eliminada o hackeada.

La primera de las iniciativas para incluir Blockchain en la red de información pública

La ministra resaltó la importancia de incluir tecnologías como Blockchain en procesos relacionados a la administración pública:

La información pública es un insumo importante para la toma de decisiones de inversión, diseño de políticas públicas o creación de nuevas herramientas al servicio de la sociedad, por lo cual, muchos de nuestros usuarios utilizan esta información para decidir aspectos técnicos, económicos y laborales. Es por ello que, mediante la utilización de esta tecnología, elevaremos los niveles de confianza de nuestros stakeholders, inversionistas y ciudadanía en general que utilizan los datos entregados.

Este proyecto, llamado “Energía Abierta” cumplirá una etapa de monitoreo en el que se informará sobre los resultados obtenidos, posibles fallas en la implementación y cualquier novedad que pueda servir para reforzarlo en el futuro y poder aplicarlo en otros ministerios o cualquier entidad gubernamental.

Es así como Chile se convierte en el primer país latinoamericano en utilizar Blockchain en actividades propias de alguno de sus ministerios con el fin de mejorar, tanto sus procesos internos, como la calidad de vida del ciudadano.

Escribir un comentario