Compartir

Gracias a la popularidad de las dietas bajas en carbohidratos, la pasta ha sido vista como como uno de los principales enemigos en lo que se refiere a la pérdida de peso. Pero de acuerdo a un reciente estudio realizado por investigadores del Hospital de St. Michael en Toronto, la pasta se puede incluir como parte de una dieta saludable.

Los investigadores realizaron una revisión sistemática y un metanálisis de todos los datos disponibles sobre el tema a partir de ensayos controlados aleatorios. Encontraron 30 ensayos con casi 2.500 participantes que consumieron pasta en lugar de otros carbohidratos como parte de una dieta saludable con un índice glucémico bajo.

Estas son las razones por las que deberías dejar de hacer dietas

Las personas involucradas en los ensayos clínicos en promedio comieron 3,3 porciones de pasta por semana en lugar de otros carbohidratos. Una porción equivale a aproximadamente media taza de pasta cocida.

Transcurridas 12 semanas y tras analizar las mediciones de peso corporal, IMC y grasa corporal de los participantes, los investigadores encontraron que la pasta no contribuyó al aumento de peso o al aumento de los niveles de grasa; de hecho, los participantes perdieron cerca de medio kilogramo.

Los resultados podrían explicarse por el hecho de que los alimentos de índice glucémico más bajo sacian mejor el hambre y, por lo tanto, evitan que las personas consuman más alimentos.

Según los investigadores, todo se reduce al bajo índice glucémico (IG) de la pasta, el cual es un sistema que se utiliza para evaluar la rapidez con que un alimento afecta los niveles de azúcar en la sangre.

Los investigadores observaron que si bien hay muchos tipos de pasta, generalmente tienen un IG más bajo que otros alimentos con almidón, como el pan blanco. A pesar de que es relativamente baja en fibra, la pasta tiene un IG similar a los alimentos ricos en fibra como la cebada, las legumbres y la avena. En promedio, la pasta blanca también tiene un mayor contenido de micronutrientes que otros productos de trigo blanco.

El Dr. John Sievenpiper, profesor en el Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Toronto y autor principal de la investigación, comentó: “El estudio encontró que la pasta no contribuía al aumento de peso o al aumento de la grasa corporal. De hecho, el análisis mostró una pequeña pérdida de peso. Por lo tanto, contrariamente a las preocupaciones, quizás la pasta puede ser parte de una dieta saludable como una dieta baja en índice glucémico.”

Estas son las razones por las que no deberías dejar de desayunar

Los autores del estudio advirtieron que se necesita más trabajo para determinar si la falta de aumento de peso se extenderá a la pasta como parte de otras dietas saludables.

Referencia: Effect of pasta in the context of low-glycaemic index dietary patterns on body weight and markers of adiposity: a systematic review and meta-analysis of randomised controlled trials in adults. BMJ Open Nutrition and Metabolism, 2018. http://dx.doi.org/10.1136/bmjopen-2017-019438

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.