Compartir

Tras el escándalo de Facebook y la empresa Cambridge Analytica por el mal uso de datos privados de los usuarios de la red social, mucho se ha hablado de la necesidad de regular estas compañías para impedir que utilicen la información personal de las personas con fines comerciales, e incluso se ha responsabilizado a los propios usuarios por la facilidad con que revelan sus datos privados en las redes sociales.

Ahora, le ha tocado el turno a Grindr, la aplicación para citas orientada al público gay, pues se conoció a través de BuzzFeed News que la empresa compartió con terceros información sensible de sus usuarios, incluso si estos son portadores del VIH. Al igual que en el caso de Facebook, esta filtración ocurrió sin informar a los usuarios.

Todo indica que en primera instancia la filtración no tenía fines comerciales y la información fue revelada a las compañías Localytics y Apptimize, dedicadas a la optimización de apps. Ambas fueron identificadas por una organización sin fines de lucro con sede en Noruega llamada SINTEF.

Grindr, que actualmente cuenta con 3,6 millones de usuarios activos diariamente en todo el mundo, les dio a estas compañías parte de los datos sobre el estado del VIH de sus usuarios e incluso la fecha de su última prueba. Además de ello, fueron revelados otros datos como la ubicación GPS, el género, la edad, intereses, identidad del móvil, etc. Asimismo, se conoció que todos estos datos fueron transmitidos sin ser encriptados, haciéndolos vulnerables también al ataque de hackers.

BuzzFeed News entrevistó a James Krellenstein, un miembro del grupo de defensa de las personas portadoras de VIH ‘ACT UP New York’, quien afirmó que este hecho se trataba de una violación flagrante de los estatutos básicos que se esperan de una empresa que se hace llamar defensora de la comunidad gay.

Facebook revela la guía de políticas que utiliza para moderar contenido

Luego de hacerse pública esta noticia, Grindr decidió emitir un comunicado en su sitio web donde afirma que Apptimize y Localytics contribuyen a mejorar su aplicación, aclarando que no han vendido ni venderán información de los usuarios de Grindr a terceros. Según Scott Chen, jefe de tecnología de la empresa, la información que se comparte con estas firmas es ‘limitada’ y se emite bajo estrictos estatutos con el fin de garantizar el máximo nivel de confidencialidad y privacidad de datos.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.