Apple Dos Iphone Pantalla Oled 2018

Aunque este año han surgido móviles con pantallas OLED, Samsung han sido pioneros en este tipo de pantallas, pues uno de los plus de sus Galaxy S, sin embargo, algunos fabricantes optan en tomar lo mejor de la competencia y ahora compañías como LG y Apple planean lanzar más móviles con este tipo de pantallas que, aunque permiten una imagen mucho más atractiva acarrea un costo mayor de producción.

Esto último podría estar afectando a Samsung, el fabricante por excelencia de pantallas OLED podría estar teniendo gastos inesperados ya que uno de sus clientes podría desistir de usar estas pantallas en su próxima generación de móviles. Se trata de Apple, quien estrenó el panel OLED con su famoso iPhone X, y, como todos sabemos este no obtuvo el récord de ventas esperado por la marca de la manzanita.

Esto pudo haber influido en el contrato entre Apple y Samsung. Y es que según rumores, a principios de 2017 Samsung firmó un contrato con Apple por casi 100 millones de pantallas OLED, pues el gigante estadounidense planeaba lanzar tres móviles con este tipo de pantallas este año, además de la versión plus del iPhone X. Por las razones mencionadas arriba tal parece que los planes de la compañía han cambiado y esto pudo haber afectado a Samsung.

De acuerdo con la información de The Korea Herald, Samsung tenía pensado habilitar una planta de fabricación para responder a la gran demanda de estos paneles, pero al parecer estos planes se han detenido.  Esto se debe a que muchos fabricantes no están del todo seguros en adquirir este tipo de pantallas para sus móviles, ya que, recordemos que los paneles LCD son mucho más económicos, además de esto, se especula que el pedido inicial por parte de Apple se redujo un 50% por las razones antes mencionadas.

Según la fuente, Samsung invirtió 3800 millones de dólares en la construcción de esta nueva planta para la fabricación de las pantallas solicitadas por Apple y otras compañías, ahora muchos firmaron contrato con LG y Apple bajó sus expectativas.

Apple esperaba vender 100 millones de iPhone X, pero estas estimaciones cayeron a 90 millones en enero, y finalmente a 75 millones en febrero. Recientemente, Apple compró 55 millones de pantallas para el iPhone X, y prevé que las ventas bajen en los próximos meses.

De momento, se estima que la producción de estos paneles sea de 60.000 unidades adicionales al mes de la que ya es la sexta generación de paneles OLED de la compañía.

Más en TekCrispy