Calabaza

En lo que se considera como un caso inédito, dos mujeres en Francia que habían comido calabaza con un sabor amargo, presentaron pérdida temporal del cabello. El informe señala que no hay ninguna relación entre las mujeres y que adquirieron los alimentos de proveedores diferentes; sin embargo, ambas desarrollaron envenenamiento por cucurbitáceas, también conocido como síndrome de la calabaza tóxica.

En el primer caso, la mujer y su familia experimentaron síntomas de intoxicación alimentaria, que incluyeron vómitos, diarrea y náuseas, transcurridas sólo unas horas después de consumir una sopa de calabaza de sabor amargo. Después de aproximadamente una semana, la mujer presentó una perdida sustancial de cabello, aunque ningún otro miembro de la familia experimentó la extraña consecuencia.

La otra mujer también experimentó vómitos una hora después de haber comido calabazas de sabor amargo. Después de aproximadamente tres semanas, la mujer también presentó una pérdida importante de cabello en la cabeza y los vellos de las axilas y el área púbica.

La calabaza, calabacines, pepinos y melones, pertenecen a la familia llamada cucurbitáceas. Estos cultivos pueden producir productos químicos de sabor amargo llamados cucurbitacinas, que tienen efectos dañinos sobre las células.

Las variedades de jardín de cucurbitáceas se han seleccionado a lo largo del tiempo, pero algunas variedades que crecen en la naturaleza y la polinización cruzada, pueden producir frutos de sabores amargos y potencialmente tóxicos.

En la literatura médica existen reportes de casos de intoxicación por consumo de cucurbitáceas que involucran calabazas de sabor amargo; sin embargo, el Dr. Philippe Assouly, del Departamento de Dermatología del Centro de Salud Sabouraud en el Hospital Saint-Louis de París, expresa que estos dos nuevos casos son los primeros en los que se informa de una asociación entre el consumo de calabazas de sabor amargo y la pérdida de cabello.

El Dr. Assouly cree que los efectos de estos compuestos tóxicos en los folículos capilares, son similares a los causados ​​por la exposición a algunos medicamentos de quimioterapia que causan la pérdida temporal del cabello. Afortunadamente para las dos mujeres, la pérdida de cabello que experimentaron fue temporal y con el paso del tiempo, su cabello volvió a crecer.

En referencia a los particulares casos, el Dr. Assouly explicó: “El mecanismo implicado de los efectos tóxicos de estas verduras en el folículo piloso, parece ser inducido principalmente por su acción antimitótica.”

Estas populares verduras son ricas en vitaminas y minerales, y ofrecen una variedad de beneficios para la salud del cuerpo. Sin embargo, los investigadores advirtieron a los consumidores que si perciben un sabor amargo en cualquiera de estos vegetales, se abstengan de comerlos.

Referencia: Hair Loss Associated With Cucurbit Poisoning. JAMA Dermatology, 2018. doi:10.1001/jamadermatol.2017.6128

Más en TekCrispy