Galaxia Materia Oscura

En contradicción con las teorías hasta ahora aceptadas, un equipo de astrónomos informa haber descubierto una muy particular galaxia, la cual se distingue por carecer de materia oscura, ese misterioso e invisible material que se cree forma la mayor parte del universo. El hallazgo  abre nuevas posibilidades para la distribución de la materia oscura en todo el cosmos.

Nadie sabe qué es la materia oscura. Fiel a su nombre, el material no emite luz, por lo que nunca se ha podido detectar directamente; sin embargo, su existencia se evidencia por los efectos gravitacionales que produce en otros cuerpos. Se cree que la materia oscura constituye el 27 por ciento de toda la masa y energía del universo.

Hasta ahora, se creía que cada galaxia conocida estaba llena de materia oscura, la cual forma un halo alrededor de su anfitrión galáctico. Los científicos piensan que los cúmulos de materia oscura fueron las semillas gravitatorias que realmente permitieron la formación de galaxias.

Pero el descubrimiento de la particular galaxia NGC 1052-DF2 (DF2 para abreviar), desafía la idea estándar de cómo nacen las galaxias. Si bien las interacciones entre la materia normal y la oscura se han considerado durante mucho tiempo un elemento clave en la formación de galaxias, la escasez de materia oscura en esta galaxia desafía esa suposición.

DF2 se encuentra a unos 6.500 millones de años luz de la Vía Láctea. Esta galaxia no es un descubrimiento reciente, pero su enjambre de cúmulos globulares inusualmente brillantes llamó la atención de los investigadores, que habían estado estudiando una clase de galaxias conocidas como galaxias ultradifusas.

A diferencia de las galaxias espirales, DF2 carece de una región central densa o de los brazos espirales característicos y en contraste con las galaxias elípticas, no muestra signos de hospedar un agujero negro central.

El descubrimiento se realizó con un nuevo tipo de telescopio: el Mobile Dragonfly Telescope Array, que a diferencia de los dispositivos basados ​​en espejos, está compuesto en su totalidad por 48 lentes nano recubiertos.

Para el estudio de la galaxia, el equipo de investigadores utilizó los telescopios Keck en Hawái a fin de rastrear el movimiento de varios cúmulos de estrellas dentro de DF2, cada uno con unas 100.000 estrellas.

En sus observaciones, los astrónomos encontraron que dichos cúmulos viajaban a la misma velocidad que la galaxia, moviéndose a través del Universo. Si hubiera habido materia oscura, los cúmulos se moverían más despacio o más rápido.

Inicialmente se pensó que se trataba de un error; al respecto el investigador Roberto Abraham, profesor en el Departamento de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Toronto y coautor de la investigación, relató: “Nos preguntamos qué error cometimos o si las mediciones eran incorrectas. Entonces, repentinamente me di cuenta que no se trataba de un error y enseguida pensé en las implicaciones de este descubrimiento.”

Una galaxia completamente desprovista de materia oscura plantea preguntas irritantes que, hasta ahora, han dejado perplejos a los astrónomos.

Desafía las ideas estándar sobre cómo creemos que funcionan las galaxias. Entender cómo algo tan grande como una galaxia se mantiene unido sin materia oscura es algo difícil de explicar, pero comprender cómo se formó, será aún más difícil.

Cualquiera que sea la explicación, una galaxia sin materia oscura plantea un desafío irónico a los astrónomos que cuestionan la existencia de la materia oscura, ya que por paradójico que parezca, el hecho que una galaxia carezca de materia oscura, es evidencia de su existencia.

Referencia: A galaxy lacking dark matter. Nature, 2018. doi:10.1038/nature25767

Más en TekCrispy