Ciclo Sueno Vigilia

Nuestros cuerpos están programados para funcionar en ciclos conocidos como ritmos circadianos, y los cambios en nuestra rutina causados ​​por el trabajo por turnos interrumpen esos ritmos. Existe evidencia científica que sostiene que estas alteraciones de los ritmos circadianos generan un efecto biológico acumulativo que favorece la aparición de enfermedades.

Una nueva investigación examinó la relación entre los patrones de exposición a la luz y la magnitud del restablecimiento de la fase circadiana, en respuesta al trabajo nocturno. El estudio muestra que nuestro reloj cerebral puede ser influenciado por la exposición a la luz y potencialmente realinearlo con los patrones del turno de noche.

Nuestro ciclo de sueño y vigilia abarca los cambios físicos, mentales y de comportamiento que cursan en un ciclo diario. La luz es la señal de tiempo ambiental dominante que da como resultado, por ejemplo, dormir de noche y estar despierto durante el día.

Se han encontrado asociaciones importantes problemas de salud, como un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer entre los trabajadores cuyos turnos laborales nocturnos interrumpen el ciclo normal de sueño-vigilia y los ritmos circadianos internos (24 horas).

Para examinar cómo responde el ciclo sueño-vigilia al cronograma de turnos, los investigadores contaron con 21 participantes, personal de enfermería y médico en una unidad de cuidados intensivos, de un importante hospital ubicado en Melbourne, Australia.

El tiempo del reloj cerebral se midió en el horario del día y al final de los turnos nocturnos, lo cual se realizó mediante el control de la concentración urinaria del principal metabolito de la melatonina, que es una hormona producida en la glándula pineal, que se sabe está involucrada en la regulación de los ciclos del sueño. Además se registró la exposición individual a la luz.

Los investigadores encontraron que el tiempo de exposición a la luz es el factor principal para determinar cómo responde el reloj cerebral al trabajo nocturno, representando el 71% de la variabilidad en el tiempo del reloj observado en el estudio.

Los hallazgos proporcionan evidencia de que el restablecimiento de fase que ocurre se basa en los patrones individuales de exposición a la luz en relación con la fase circadiana basal de un individuo.

El investigador Shanthakumar Rajaratnam, profesor de psicología en la Universidad de Monash y coautor del estudio, manifestó:

Sabemos que los trabajadores del turno de noche son más propensos a sufrir problemas de salud debido a la interrupción de su reloj circadiano y la falta de correspondencia entre el tiempo del reloj y su ciclo de sueño-vigilia.

Los autores del estudio resaltan la importancia de la investigación, ya que si es posible realinear el reloj interno de una persona para ajustarse a su patrón de turnos, podrán dormir mejor y esto puede mejorar la salud, la seguridad y la productividad de los trabajadores de turnos nocturnos.

Referencia: Temporal dynamics of circadian phase shifting response to consecutive night shifts in healthcare workers: role of light‐dark exposure. The Journal of Physiology, 2018. https://doi.org/10.1113/JP275589

Más en TekCrispy