Perdida Memoria

Científicos del Centro Médico Wake Forest Bastist y de la Universidad del Sur de California, han implementado con éxito un sistema protésico que utiliza los patrones de memoria de una persona para facilitar la capacidad del cerebro de codificar y recuperar la memoria, un paso importante hacia la búsqueda de una forma de restaurar la pérdida de memoria.

En el estudio, los investigadores encontraron que el rendimiento de la memoria a corto plazo de los participantes mostró una mejora del 35 al 37 por ciento sobre las medidas de referencia.

La investigación se centró en mejorar la memoria episódica, que es el tipo de pérdida de memoria más comúnmente afectada en personas con enfermedad de Alzheimer o que han sufrido accidente cerebrovascular o lesiones craneales.

La memoria episódica es información que es nueva y útil por un corto período de tiempo, como el lugar dónde se estacionó el vehículo. La memoria de referencia es información que se guarda y se utiliza durante mucho tiempo, como lo que se aprende en la escuela.

Los investigadores enlistaron a 10 pacientes con epilepsia que participaban en un procedimiento diagnóstico de mapeo cerebral, que utilizaban electrodos implantados quirúrgicamente en varias partes del cerebro, para identificar el origen de las convulsiones de los pacientes.

Utilizando el sistema protésico electrónico basado en un modelo matemático no lineal de múltiples entradas y salidas múltiples (MIMO), los investigadores influyeron en los patrones de activación de múltiples neuronas en el hipocampo, una parte del cerebro involucrada en crear nuevos recuerdos en ocho de esos pacientes.

Primero, registraron los patrones neuronales mientras los participantes del estudio realizaban una tarea de memoria computarizada.

A los pacientes se les mostró una imagen simple, como un bloque de colores, y luego de un breve retraso en el que se bloqueó la pantalla, se les pidió que identificaran la imagen inicial, entre cuatro o cinco opciones mostradas en pantalla. En esta prueba, el rendimiento de la memoria episódica de los pacientes mostró una mejora del 37% sobre el valor inicial.

En una segunda prueba, se les mostró a los participantes una imagen fotográfica en la que se mostraba a una persona; seguida de un breve retraso, se les pidió que identificaran la persona de la primera foto entre cuatro o cinco personas en la pantalla. Cuando se estimuló con los códigos de respuesta correctos, los participantes del estudio mostraron una mejora del 35% en la memoria sobre el valor inicial.

El Dr. Robert Hampson, profesor de fisiología, farmacología y neurología en el Centro Médico Wake Forest Baptist y autor principal del estudio, comentó: “En el futuro, esperamos poder ayudar a las personas a conservar recuerdos específicos, como dónde viven o identificar a sus nietos, cuando su memoria general comienza a fallar. Creemos que este sistema se convertirá en un implante para proporcionar soporte continuo a la capacidad de una persona para codificar y almacenar nuevos recuerdos.”

Referencia: Developing a hippocampal neural prosthetic to facilitate human memory encoding and recall. Journal of Neural Engineering, 2018. https://doi.org/10.1088/1741-2552/aaaed7

Más en TekCrispy