Compartir

Samsung se ha caracterizado no solo por ser pioneros en la industria de móviles, sino también en la fabricación de componentes de calidad, así lo han demostrado con el recién entrenado Exynos 9810 un procesador para móviles de gama alta que tiene prestaciones envidiables, sin embargo, la compañía planea conquistar también los móviles de gama media alta y podría hacerlo con el nuevo procesador Exynos 7 Series 9610, un chipset con características inteligentes.

La firma coreana presentó este jueves al Exynos 9610, un procesador tan potente como el 9810 para móviles de gama media-alta y que incluye inteligencia artificial. Este procesador cuenta con procesamiento de imágenes basado en  ‘deep learning’ y permitirá la grabación de vídeos en ‘slow motion’ a 480 fotogramas por segundo.

Este nuevo chipset también es fabricado con arquitectura FinFet de 10 nanómetros, que es capaz de “elevar la experiencia multimedia con características de nivel ‘premium’“, como expresó Samsung en un comunicado.

Gracias a su potente motor de red neuronal, el Exynos 9610  será capaz de procesar imágenes y fotos de manera eficaz como comentamos más arriba, además permitirá reconocimiento facial, el efecto de desenfoque ‘bokeh’ con sistemas de cámara simple, y mejorará la calidad de las fotografías con poca iluminación.

Samsung presenta su Z-SSD, con 800 GB de almacenamiento y memoria Z-NAND

Así mismo, el fabricante afirma que su procesador de señal de imagen (ISP) es capaz de codificar los videos en “Slow Motion” con hasta 1,6 veces más rendimiento y el doble de velocidad respecto a los modelos actuales.

El Exynos 9610 está compuesto por cuatro núcleos Cortex-A73 de 2,3 GHz y otros cuatro Cortex-A53 de 1,6 GHz, una unidad de procesamiento gráfico (GPU) ARM Mali-G72. También, incluye un ‘hub’ de bajo consumo basado en Cortex-M4F que permite mantener activos de forma permanente servicios como reconocimiento de gestos o identificación del entorno del móvil. También integra un módem LTE de 600 megabits por segundo en descarga y de 150 megabits por segundo en subida.

De acuerdo con Samsung, se espera que este nuevo procesador sea producido de forma masiva durante la segunda mitad del 2018.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.