Facebook Espana Violacion Privacidad

Luego del escándalo sobre el uso indebido de datos privados de los usuarios de Facebook y Cambridge Analytica, la red social se enfrenta a una de las peores crisis desde su creación, perdiendo hasta US$ 50 mil millones de su mercado de capitalización, y siendo demandado por sus propios accionistas por no informar sobre el robo de datos a pesar de que lo sabía desde el 2015.

Ahora, se pudo conocer que la compañía de Mark Zuckerberg recopiló y usó sin permiso los datos de 21 millones de usuarios en España, específicamente sobre religión, sexo e ideología política, y obtuvo grandes beneficios a partir de ello por concepto de publicidad. Así lo ha afirmado la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que tal y como informamos en septiembre pasado, ya había sancionado a Facebook con 1.2 millones de euros.

En concreto, el comunicado de la AEPD, publicado el pasado 15 de marzo, impuso una multa de 300,000 euros por infracciones graves a la privacidad de los usuarios. En septiembre, la agencia ya había afirmado que Facebook recopiló datos sin seguir los métodos establecidos por la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), y ahora, insiste con respecto a recopilar esta información sin permiso:

No es un consentimiento válido, no es expreso y no es por escrito (…) el consentimiento debe ser inequívoco, de modo que sea evidente sin que admita duda o equivocación.

De esta forma, la institución cree firmemente que Facebook no permitió a los usuarios controlar efectivamente sus datos, y no existió garantía alguna sobre dicho control, además de que la compañía los usó como quiso. Según la AEPD, la red social no tiene una política clara sobre la privacidad, y utiliza términos poco concretos para evitar que los usuarios sean conscientes de sus procesos de recopilación de datos y a qué fin serán destinados los mismos.

Por su parte, Facebook ha negado las afirmaciones de la agencia española, asegurando que recopila datos de manera genérica y que han cumplido con la ley de protección de datos de la Unión Europea durante mucho tiempo. Asimismo, la red social comenzó a recibir solicitudes de información por parte de países como Israel y Brasil, y podrían ser muchos más países durante las próximas horas luego de la polémica con Cambridge Analytica.

Más en TekCrispy