Compartir

Un equipo de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) se ha planteado avanzar significativamente en uno de los principales problemas que afectan a la humanidad.

En este sentido, los expertos han logrado presentar una alternativa para la escasez de agua, a través de un sistema que permite extraer el vital líquido del aire, incluso si es el de menor nivel de humedad en el planeta, como el del desierto. En el documento de investigación, publicado por Science, se revela:

Incluso en los sitios más áridos de la Tierra, hay algo de humedad en el aire, y una forma práctica de extraer esa humedad podría ser la clave para sobrevivir en dichos entornos.

De esta forma, los expertos del MIT lograron demostrar que un sistema de extracción de humedad como este es capaz de operar incluso en condiciones adversas, debido a que las primeras pruebas, realizadas en el desierto de Arizona, arrojaron resultados positivos.

La extracción de agua potable se logró mediante el aislamiento de partículas de aire que tenían niveles de humedad menores del 10 por ciento, y fue posible debido a la utilización de materiales MOF (metal-orgánicos).

Desechos de plástico infectados están enfermando a los arrecifes de coral

El funcionamiento del dispositivo creado por los investigadores del MIT consiste en el siguiente proceso: el aire fluye a través de una capa metal-orgánica durante la noche, y luego libera el agua en forma de vapor gracias al calor del sol que se proyecta sobre la capa en la mañana. Finalmente, el vapor se condensa y se recolecta en forma de agua potable.

En la actualidad, los sistemas para extraer agua del aire necesitan un porcentaje de humedad de 50 por ciento, al igual que los sistemas de enfriamiento, como los compresores y bombas que además requieren mantenimiento y energía adicional. Con este nuevo desarrollo, no solo se podría lograr la extracción de más agua potable, sino que  además ahorrará energía, debido a que su funcionamiento se basa en la energía solar.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.