Gao Estados Unidos Regulaciones Blockchain

La persecución que el Gobierno de Estados Unidos ha emprendido desde hace algún tiempo contra las criptomonedas está frenando el desarrollo de la tecnología Blockchain en el país, según un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de los Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés).

La GAO es una agencia del gobierno estadounidense del sector legislativo, que brinda servicios de auditoría, investigación y análisis para el Congreso de ese país. Su informe, publicado el día de ayer, forma parte de un análisis más extenso donde explora los beneficios, los riesgos y las regulaciones asociadas al sector FinTech. Asimismo, la GAO ofrece recomendaciones en su informe para la regulación de esta industria.

Las startups y empresas de Blockchain dijeron a la oficina que no existe claridad en las regulaciones estadounidenses hacia este sector, enfatizando que sienten preocupación por la interpretación de las autoridades del país sobre las medidas a implementar. El documento, de 132 páginas, revela además:

La compleja estructura regulatoria financiera de Estados Unidos puede complicar la capacidad de las firmas FinTech para identificar las leyes que deben cumplir y aclarar el estado regulatorio de sus actividades.

Por otra parte, la GAO afirma que los requisitos estatales, como las licencias de operatividad y la presentación de informes detallados, resultan muy costosos para las compañías que desarrollan proyectos basados en la también llamada Tecnología de Contabilidad Distribuida (DLT, por sus siglas en inglés).

En relación a la tecnología Blockchain, el informe revela que podría contribuir en la reducción de los gastos operativos asociados con los pagos y la reducción del tiempo en las transacciones de valores y derivados. Asimismo, expresa sus preocupaciones sobre la gran cantidad de ataques informáticos a este sector y los riesgos de seguridad de la tecnología.

En 2017, esta agencia había publicado un informe donde analizó en profundidad la tecnología Blockchain, donde también afirmó que no estaba segura sobre la necesidad de nuevas regulaciones para esta tecnología.