En las últimas noticias, se llegó a decir que el exchange Binance recibió una advertencia de la FSA de Japón. Según las noticias, Binance estaba operando en Japón sin una licencia adecuada y la FSA consideraba esto una amenaza para los inversores japoneses.

El anuncio se volvió viral en Twitter. Incluso Bloomberg cubrió la información. Sin embargo, se proporcionó una respuesta oficial de Binance más rápido de lo esperado.

Nikkei realizó tareas periodísticas irresponsables. Binance está en comunicación constructiva con la FSA y no ha recibido ningún tipo de advertencia. No tiene lógica que la FSA informe de estas noticias a la prensa antes que a nosotros, en especial cuando nos mantenemos en comunicación constante.

Aparentemente, la información de Nikkei no era verdadera y todo lo que hicieron fue propagar FUD contra la comunidad de criptomonedas. Hace unas semanas, cuando Binance estaba haciendo una actualización de sus servicios, corría un rumor en Twitter sobre un posible hackeo de la plataforma. Esta historia también se volvió viral, cuando el entusiasta de la criptografía John McAfee tuiteó una foto impresa con un anuncio de Binance de que habían sido hackeados.

Hace unos días, también hubo un problema cuando un grupo de criminales informáticos logró obtener las claves API de unos pocos usuarios de Binance mediante el uso de un sitio web de phishing. Los hackers usaron las claves API para aumentar el valor de la criptomoneda VIA, alcanzando un registro de 0.025 BTC en valor. Binance resolvió ese problema en cuestión de horas con todos los fondos reembolsados ​​a los usuarios. Después, lanzaron un Hacker Bounty.

Esta no es la primera vez que suceden este tipo de cosas. Noticias como estas se inventan para crear FUD (miedo, incertidumbre y duda) y reducir los precios. Los sitios web de noticias establecidos publican artículos destinados a disminuir los precios de criptomonedas por varias razones. Una de ellas podría ser acumular una cierta cantidad en criptomonedas para poder subir el precio al escribir artículos positivos. Otra es asustar a los nuevos inversores del mercado de criptomonedas y redirigirlos a los mercados bursátiles tradicionales.

Escribir un comentario