Riesgo Gripe Avion

Se sabe que los aviones son medios para propagar las infecciones transmitidas por el aire, principalmente por la cantidad de personas, incluidas algunas con infecciones contagiosas como la gripe, que comparten en un espacio cerrado.

Una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Emory, sugiere que las posibilidades de contraer la gripe de un pasajero infectado son escasas. El estudio encontró que los pasajeros de aerolíneas infectados con influenza, probablemente infecten sólo a otros pasajeros que se encuentren ubicados a menos de un metro de distancia; es decir, a quien se encuentre entre dos asientos a la izquierda o a la derecha, o dos asientos al frente o atrás.

Este es el primer fármaco antiviral contra la gripe aprobado por la FDA en 20 años

Para este estudio, el equipo de investigadores recorrió el mundo en vuelos transcontinentales entre el año 2012 y 2013, analizando el ambiente y las superficies de las cabinas para detectar los virus. También observaron cómo las personas entraron en contacto entre sí durante los vuelos.

Como siguiente paso, el equipo utilizó modelos matemáticos y simulaciones para comprobar y ver cuán probable era que las personas se acercaran a una persona infectada a bordo. Crearon un hipotético paciente infeccioso sentado en una fila intermedia de un avión de pasillo único para un vuelo típico de 4 a 5 horas. Señalaron que, según los cálculos matemáticos, solo una de cada 150 personas se contagiaría con la infección.

El estudio también aportó información relevante sobre las designaciones de asientos y el movimiento de los pasajeros, lo cual es importante porque cuanto más se mueva un pasajero por el avión, mayores serán sus posibilidades de entrar en contacto con gérmenes; o si están infectados, más posibilidades tienen de diseminar los gérmenes.

Aproximadamente el 40 por ciento de los pasajeros nunca abandona sus asientos durante los vuelos transcontinentales, otro 40 por ciento se levanta al menos una vez y el 20 por ciento se levanta dos o más veces. Alrededor del 40 por ciento de los pasajeros que se sientan al lado de la ventana se levantará, en comparación con el 60 por ciento de los pasajeros ubicados en un asiento del medio y el 80 por ciento con un asiento en el pasillo. Los pasajeros que se levantaron lo hicieron durante un promedio de cinco minutos.

Así es como algunas bacterias escapan de la acción de los antibióticos

La investigadora Vicki Stover Hertzberg, profesora de la Universidad Emory y autora principal del estudio, comentó: “Con base a los hallazgos del estudio resulta recomendable que los pasajeros ocupen un asiento junto a la ventana, usen el baño lo menos posible, se laven las manos meticulosamente y limiten sus interacciones con la tripulación.”

Referencia: Behaviors, movements, and transmission of droplet-mediated respiratory diseases during transcontinental airline flights. PNAS, 2018. https://doi.org/10.1073/pnas.1711611115

Más en TekCrispy