Emocion Color

De acuerdo a una nueva investigación, es posible identificar correctamente los sentimientos de otras personas basándose únicamente en sutiles cambios del color del flujo sanguíneo alrededor de la nariz, las cejas, las mejillas o el mentón.

El estudio demuestra una conexión nunca antes documentada entre el sistema nervioso central y la expresión emocional en la cara. También permitió a los investigadores construir algoritmos computarizados que reconocen correctamente las emociones humanas a través del color de la cara en hasta el 90 por ciento del tiempo.

Así es como se mantiene la simetría corporal en el desarrollo embrionario

Inicialmente los investigadores tomaron cientos de imágenes de expresiones faciales y separaron las imágenes en diferentes canales de color que corresponden a cómo los ojos humanos ven el color. A través del análisis por computadora, descubrieron que las emociones como “feliz” o “triste” formaban patrones de color únicos.

Independientemente del sexo, la etnia o el tono general de la piel, todos mostraron patrones similares cuando expresaban la misma emoción.

Para probar si los colores solos podían transmitir emociones sin la presencia de expresiones, los investigadores superpusieron los diferentes patrones de color emocional en imágenes de  rostros con expresiones neutrales.

Seguidamente mostraron las caras neutrales a 20 participantes del estudio y les pidieron que indicaran cómo se sentía la persona de la imagen, eligiendo de una lista de 18 emociones.

Los investigadores encontraron que casi el 70 por ciento de las veces los participantes acertaron cuando se les mostró una cara neutral cubierta con los colores que representan la felicidad; el 75 por ciento de las veces, adivinaron correctamente las caras que se supone que están “tristes” y  65 por ciento de acierto en la identificación de rostros “enojados”.

Después de eso, a los mismos participantes se les mostraron expresiones faciales que representaban tristeza, felicidad y otras emociones, pero esta vez los colores de algunas de las imágenes se mezclaron; por ejemplo, a una cara feliz se le sobrepuso colores relacionados con otros sentimientos, como el enojo.

Los participantes del estudio podían identificar claramente qué imágenes tenían los colores congruentes contra los incongruentes, en las que detectaron que algo estaba “apagado”, aunque no estaban completamente seguros de qué.

Esto condujo al desarrollo de algoritmos capaces de identificar la emoción de una persona en función del color de su rostro, y de hecho, la tecnología mostró mayor precisión que los participantes humanos del estudio.

Las tasas de éxito del algoritmo computarizado fueron del 90 por ciento para “felicidad”, 80 por ciento para “enojo”, 75 por ciento para “tristeza” y 70 por ciento para “miedo”.

Así es como luce la depresión y la ansiedad en nuestro cerebro

En referencia a los resultados del estudio, el investigador Aleix Martínez, científico cognitivo y profesor de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad Estatal de Ohio y coautor del estudio, comentó: “Hay un poco de todos los colores en todas partes. Toques de rojo, verde, azul y amarillo caracterizan cada emoción, sólo en cantidades o ubicaciones ligeramente diferentes alrededor de la cara.”

Este estudio muestra que hay algo de verdad fisiológica en los modismos del lenguaje en los que se asocia ciertas emociones con un color, aunque el esquema de color de la emoción humana no es tan simple como un azul, verde o rojo monocromático.

Referencia: Facial color is an efficient mechanism to visually transmit emotion. PNAS, 2018. https://doi.org/10.1073/pnas.1716084115

Más en TekCrispy