Compartir

A pesar de la reciente desaparición física de Stephen Hawking, su legado científico permanece entre nosotros, y de acuerdo a recientes informes, su trabajo de investigación final tiene el potencial para ser uno de los descubrimientos científicos más importantes en la historia de la humanidad. Ha trascendido que el estudio aun no publicado, sienta las bases teóricas para descubrir universos paralelos.

ArXiv.org, el sitio web de la Universidad de Cornell que hace seguimiento de los documentos científicos antes de su publicación, tiene un registro del estudio el cual tuvo sus últimas revisiones aprobadas el 4 de marzo, 10 días antes de la muerte de Hawking.

Cómo los agujeros negros se alimentan de materia estelar

Titulado “A smooth exit from eternal inflation?” (¿Una suave salida de la inflación eterna?) es un documento matemático que se propone encontrar pruebas de la teoría del multiverso, que sostiene que junto con el nuestro, existen muchos otros universos.

El investigador Thomas Hertog, profesor de física teórica en la Universidad KU Leuven de Bélgica, quien es coautor del estudio, dijo que su objetivo era transformar la idea de un multiverso en un marco científico comprobable. El documento proporciona los cálculos matemáticos que una sonda espacial necesitaría reunir para evidenciar la existencia de un universo paralelo.

Esto permitiría a los humanos obtener una comprensión más precisa de nuestro propio universo, descifrar qué más existe y finalmente, ser conscientes de nuestro lugar en el cosmos.

Su teoría del multiverso propuesta en este estudio, sugiere que el Big Bang que produjo nuestro universo fue sólo uno de un número infinito de Big Bangs, cada uno produciendo su propio universo.

La investigación de Hawking y Hertog argumenta que la evidencia para un multiverso debe ser medible a través de la radiación de fondo que se remonta al comienzo del universo. La investigación especula que esta radiación debe ser detectable usando una sonda espacial profunda equipada con sensores adecuados.

Probablemente el aspecto más controvertido del trabajo final de Hawking es su predicción de cómo terminará este universo. Hawking indicó que en última instancia, este universo finalmente se desvanecerá en la negrura, al mismo ritmo en que las estrellas se queden sin energía.

Aunque quizás fue mejor conocido por su trabajo sobre los agujeros negros y la teoría de la relatividad, Hawking ya había planteado la idea de que la Tierra se convertiría en una gigantesca bola de fuego para el año 2600 y que por lo tanto, los seres humanos podrían llegar a necesitar colonizar otro planeta o enfrentarse a la extinción.

Astrónomos captan cuando un agujero negro expulsa material intergalactico

Si la hipótesis del estudio se resuelve y las investigaciones descubren pruebas de universos paralelos, los científicos detrás del descubrimiento seguramente serían galardonados con un Premio Nobel. Sin embargo, la recompensa no se puede otorgar póstumamente, por lo que Hawking no sería elegible.

Muchas de las teorías de Hawking, aunque científica y matemáticamente sanas, eran difíciles, si no imposibles, de demostrar con la tecnología actual. Es muy probable que esta sea la razón de que el Premio Nobel le fuera esquivo al destacado físico, pues sólo se entrega el premio a teorías que han sido demostradas.

Referencia: A Smooth Exit from Eternal Inflation? Cornell University Library, 2018. arXiv:1707.07702

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.