Compartir

Según un informe de Bloomberg escrito por Mark Gurman, Apple se está preparando para lanzar una nueva estrategia dentro del mercado de la tecnología móvil, y es que todo indica que la compañía de Cupertino desarrollará sus propias pantallas, con las que terminaría con su dependencia de Samsung.

Asimismo, la publicación afirma que la empresa estaría fabricando estas nuevas pantallas a pequeña escala en una nueva instalación secreta. Se trata de una nueva generación de pantallas MicroLED que estarían incorporadas en un futuro cercano en los Apple Watch y los iPhone, y que serían mucho más brillantes, más finas y con una mayor durabilidad.

Como hemos mencionado en otras oportunidades, la tecnología MicroLED le da la posibilidad a los desarrolladores de fabricar pantallas menos gruesas y con un consumo de energía más bajo, a pesar de que su creación no implique un proceso sencillo. De hecho, según sugiere la fuente, Apple consideró hace un año abandonar este proyecto, pero todo indica que las dificultades han sido superadas, al punto de que las pantallas están muy ‘avanzadas’ en su desarrollo.

Mujer agradece a FaceTime por salvar su vida durante un accidente cerebrovascular

A pesar de ello, es importante tener en cuenta que este tipo de modificaciones y avances requieren tal complejidad y períodos de prueba, que seguramente no veremos estas pantallas en el mercado sino hasta dentro de varios años.

En todo caso, la empresa que dirige Tim Cook no solo acabaría con la dependencia de Samsung para la fabricación de este componente estratégico de su oferta, sino que daría un paso adelante con una nueva tecnología que probablemente le posicionará como líder del mercado.

En este sentido, los fabricantes que compiten con Apple en el sector de los dispositivos móviles no han recibido muy bien este informe de Bloomberg, perdiendo posiciones en la bolsa luego de su publicación. Si hay algo que está claro, es que la inversión que deberá inyectar Apple al desarrollo de sus nuevas pantallas MicroLED será muy grande, pero también sabemos que el dinero no ha sido mayor problema para la compañía.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.