Compartir

Reportes de la Organización Mundial de Salud reflejan que anualmente alrededor de 15 millones de los nacimientos a nivel global ocurren de manera prematura, lo que generalmente está asociado con bebés de muy bajo peso al nacer. Se sabe que estos niños tienen un mayor riesgo de desarrollar discapacidades mentales y físicas, especialmente si al momento de nacer no superan el umbral de los 1500 gramos.

En este contexto, un nuevo estudio aporta nueva información sobre por qué los niños que nacen con muy bajo peso al nacer suelen sufrir problemas cognitivos.

Netflix incluirá protección mediante PIN para controlar lo que ven los niños

Los investigadores se enfocaron en ver cómo los cerebros de los niños de muy bajo peso al nacer difieren de sus cohortes normales de peso, en lo que respecta al control cognitivo y la capacidad de pensar de forma proactiva o reactiva sobre diferentes tareas.

Para estudiar esta cuestión, los investigadores se basaron en un grupo de individuos de muy bajo peso al nacer que nacieron entre 1986 y 1988 en Noruega. Estas personas ya habían participado en estudios de resonancia magnética cuando tenían 1, 5, 14 y 20 años.

En este estudio, los participantes observaron una pantalla de computadora mientras estaban en el escáner cerebral y se les mostró una serie de letras al azar. Su tarea era presionar un botón lo más rápido posible cuando se les presentaba una nueva letra en la pantalla, excepto cuando la letra era “x”.

Los investigadores han identificado dos procesos diferentes en los que el cerebro confía para lograr esta tarea: una función de control cognitivo proactiva y una función reactiva.

Los participantes sabían que la mayoría de las veces tenían que presionar el botón, y se preparaban mentalmente, de forma proactiva, para identificar nuevas letras a medida que aparecía cada letra, y para encontrar un equilibrio que les permitiera responder lo más rápido y preciso posible. Esto implica el control cognitivo proactivo.

Pero la aparición de la “x” en la pantalla requería una reacción diferente. El sistema reactivo se activa cuando sucede algo que no se espera. En ese caso, el cerebro necesita adaptar su comportamiento y reaccionar a la nueva información.

Los investigadores encontraron que los participantes del estudio con bajo peso al nacer completaron las tareas al igual que los participantes que nacieron con peso normal, pero usaron diferentes funciones cognitivas para hacerlo.

El Dr. Alexander Olsen, profesor en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología y coautor del estudio, indica: “Lo que descubrimos fue que el grupo de pretérmino tenía una activación cerebral menos proactiva y era más reactivo en comparación con el grupo de control de peso al nacer normal”.

¿Qué sucede cuando la memoria operativa alcanza su capacidad máxima?

Esta diferencia significa que sus cerebros reaccionaron como si estuvieran encontrando algo nuevo cada vez. Una interpretación de estos resultados es que estos individuos están menos preparados y más sorprendidos cada vez, lo que podría crear más problemas de ansiedad.

Los autores de la investigación confían en que los hallazgos de este estudio pueden proporcionar un telón de fondo para tener una mejor comprensión de los pacientes que tienen como precedente un bajo peso al nacer.

Referencia: Preterm birth leads to hyper-reactive cognitive control processing and poor white matter organization in adulthood. NeuroImage, 2018. https://doi.org/10.1016/j.neuroimage.2017.11.055

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.