Liechtenstein Criptomonedas

El Príncipe Heredero de Liechtenstein Alois Philipp Maria, dijo el viernes pasado que su familia está considerando invertir parte de su fortuna de $5 mil millones de dólares en criptomonedas.

En sus comentarios a CNBC señalo que invertir en criptomonedas puede ayudar a la fortuna de la familia real, que aunque todavía es considerable, se vio afectada durante la segunda guerra mundial.

“Particularmente esta nueva economía digital, es algo para mirar más hacia el futuro”, dijo el Príncipe.

A pesar de su interés, el Príncipe Heredero menciono que todavía su familia carece de experiencia interna para invertir directamente en el mercado de las criptomonedas y que aún no se encontraba seguro del futuro de las mismas en general.

“Creo que preferiríamos hacer eso o lo estamos haciendo actualmente a través de nuestra exposición general por medio de capital privado, fondos de capital de riesgo en los que estamos invirtiendo. A dónde se moverá la criptomoneda, creo que todavía está muy abierto. Así que creo que uno realmente debe ver que es una clase de activos muy arriesgado”. Explicaba el Príncipe.

En cuanto a la tecnología blockchain el Príncipe Alois es más optimista. “Creo que particularmente toda la tecnología blockchain es muy interesante… blockchain cambiará muchas áreas, muchas empresas en el futuro”.

Además sugirió que su gobierno podría utilizar la tecnología, diciendo que “creo que los elementos atractivos de la tecnología blockchain podrían usarse para hacer que el estado sea más eficiente en la forma en que se administra”.

El principado que se encuentra entre Austria y Suiza, es conocido por sus bajos impuestos corporativos, por lo que seguramente la familia real no es la única interesada en Liechtenstein en invertir en criptomonedas y tecnología blockchain.

Bank Frick, una institución familiar ubicada en la ciudad de Balzers, anunció a principios de marzo que ahora permite a los clientes invertir directamente en criptomonedas, incluyendo Bitcoin, Bitcoin Cash, Litecoin, XRP y Ether. El anuncio del banco citó la demanda de compañías de toda Europa como el impulso para su decisión.