Espacio Altera Adn

El espacio es tan misterioso como ingobernable; su tamaño sigue siendo inconcebible y sus propiedades son en gran parte un enigma. Por décadas los científicos han intentado comprender los efectos que puede tener en el cuerpo humano estar en el espacio.

Pero recientemente se presentó una oportunidad de estudio, gracias al hecho de que el astronauta de la NASA Scott Kelly tiene un hermano gemelo, Mark. Esa particularidad permitió realizar algunas pruebas y comparar el ADN de Scott con el de su hermano después de pasar un tiempo en el espacio, y los resultados fueron  sorprendentes.

Luego de que el astronauta Scott Kelly pasara 340 días en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), los científicos descubrieron que su composición genética cambió en el tiempo que estuvo  en el espacio.

Se trata de un descubrimiento pionero que tiene enormes implicaciones en la planificación de viajes espaciales y establecimiento de colonias a largo plazo en lugares como la luna o Marte.

El equipo de investigación midió los efectos de la privación de oxígeno, la inflamación, los cambios de nutrientes y, por supuesto, los genes mismos, para ver cuál era el efecto de una estancia prolongada en el espacio. Si bien la mayoría de los genes volvieron a la normalidad después de regresar a la Tierra, el 7 por ciento no lo hizo.

La investigación involucró la secuencia genética para observar las respuestas individuales de los gemelos. Los resultados completos integrados están programados para ser publicados este año, pero los hallazgos iniciales sugieren que los telómeros de Scott se alargaron después de su paso por el espacio. Sorprendentemente, sin embargo, se acortaron en sólo dos días, luego de regresar a la Tierra. La agencia espacial cree que  esto podría deberse a la estricta dieta y el ejercicio de Scott en el espacio.

La NASA también está tratando de determinar si un “gen espacial” podría haberse activado mientras Scott estaba en la ISS. Los investigadores pudieron evidenciar un cambio en la forma en que los genes del astronauta se expresaron, pero los investigadores todavía están tratando de determinar de qué manera.

Hay una serie de factores que pueden provocar cambios en el ADN en las personas que experimentan una larga estadía en el espacio, donde el cuerpo sucumbe a diferentes propiedades y reglas físicas, a las que no estaba expuesto en la Tierra.

Entre los factores que pueden afectar los genes se encuentra el estrés por privación de oxígeno, el estrés mitocondrial que indica daño a las plantas de energía de las células, aumento de la inflamación, cambios en los nutrientes, daño y reparación del ADN que pueden estar relacionados con la restricción calórica y la radiación, y más; todos experimentados por Scott en su misión.

Se debe aclarar que algunos de los cambios observados volvieron a sus estados normales, una vez que el astronauta regresó a la Tierra, pero sigue siendo una indicación fascinante de cómo el espacio afecto su ADN.

Comprender cómo estar en el espacio afecta al cuerpo, incluso hasta el nivel del ADN, es información crucial en las aspiraciones humanas de enviar astronautas a Marte, lo cual, suponiendo que se haga realidad, es lo más lejos que habremos viajado después de la Luna.

Referencia: NASA Twins Study. NASA Human Research Strategic Communications, 2018. https://www.nasa.gov/feature/nasa-twins-study-investigators-to-release-integrated-paper-in-2018

Más en TekCrispy