Modelos De Lavadoras Samsung Explosivas

Fiscales surcoreanos allanaron tres exchanges de criptomonedas esta semana. Los medios locales reseñaron que las medidas se tomaron debido a  sospechas de que el personal malversó fondos de las cuentas de los clientes.

Los empleados, incluyendo los ejecutivos, son sospechosos de desviar dinero de las cuentas de los clientes y usarlo para comprar criptomonedas en otras bolsas. Así lo informó el portal de noticias Chosun.com.

Según los informes, la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de Seúl confiscó discos duros, teléfonos móviles y documentos en busca de pruebas. Un fiscal fue citado diciendo:

“Las firmas aparecieron en nuestro radar en enero durante nuestra investigación de transferencias de dinero sospechosas entre casas de cambio de Bitcoin que se detectaron durante una auditoría de la Comisión de Servicios Financieros y la Unidad de Inteligencia Financiera de Corea”.

Otro reporte indica que las compañías han sido tomadas por el regulador financiero del país, la Comisión de Servicios Financieros (FSA), y que los operadores están siendo acusados ​​de malversación de fondos.

Según los informes, en enero, el Servicio de Supervisión Financiera indicó que estaba investigando posibles operaciones con información privilegiada de criptomonedas por parte de su propio personal y que haría públicos los resultados de las acusaciones.

Más tarde ese mes, el Servicio de Aduanas de Corea dijo que un total de 637.5 mil millones de wones (alrededor de USD$ 600 millones) en monedas extranjeras había sido intercambiado ilegalmente, incluyendo salidas de capital no registradas utilizando criptomonedas.

Además, las ofertas iniciales de monedas (ICO) fueron descartadas por completo en septiembre pasado, aunque informes recientes sugieren que los reguladores pueden estar considerando suavizar esa postura.

El gobierno también ha restringido el comercio de criptomonedas, prohibiendo las cuentas virtuales anónimas a fines de enero. Después de esa fecha, solo las cuentas asociadas con usuarios identificados podrían aceptarse a través de bancos aprobados.