La Oficina de Impuestos de Australia ha alertado a los habitantes de ese país, de la existencia de un grupo de personas que se han hecho pasar por agentes de ese organismo para cobrar impuestos mediante Bitcoin.

ATO, las siglas en inglés de la oficina de impuestos, ha emitido un aviso esta semana en la que describen el fraude que se ha venido gestando. Al parecer, desde finales de 2017 los estafadores han solicitado a falsos deudores de impuestos el pago inmediato a través de criptomonedas, incluyendo Bitcoin, donde solo con es amoneda han obtenido 50 mil dólares.

En sus propias palabras:

Nos enteramos de los estafadores que buscan el pago en Bitcoin el año pasado. Hasta ahora, hemos visto pagar más de $ 50,000 en Bitcoin a estafadores que reclaman falsas deudas impositivas de la ATO.

Agregó:

La criptomoneda opera en un mundo virtual, y una vez que los estafadores reciben el pago es prácticamente imposible recuperarlo.

Hasta ahora, los métodos de pago admitidos por la ATO no contemplan el uso de moneda virtual, pero sí con tarjetas de crédito, de débito y transferencias bancarias, entre otros. Sin embargo, a sabiendas de esto, algunas personas caen en manos de estafadores que exigen criptomonedas.

El ‘modus operandi’ consiste en llamar directamente a la persona que supuestamente presenta una deuda en la oficina de impuesto y presentarles la opción de pagar con una criptomoneda, haciendo énfasis en la facilidad de pagar con ese método.

En 2017 hubo 80 mil denuncias de estafas recibidas en la ATO

Al parecer, este tipo de estafas no son las únicas llevadas a cabo en 2017. Otras formas de fraude han hecho perder unos 2.4 millones de dólares australianos a sus habitantes, entre transferencias directas a terceros (que no son cuentas oficiales de la ATO), pagos mediante iTunes y tarjetas VISA prepagadas.

El anuncio de la ATO de esta semana, es parte del esfuerzo que junto a la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC) han creado para advertir a las personas de estas y otras posibles estafas. En el texto se puede leer:

Si recibe una llamada telefónica de la nada, amenazando a la policía o una acción legal si no paga una deuda, o la persona que lo llama es grosera y agresiva, cuelgue, no será la ATO. Cualquier número de devolución de llamada debe verificarse a través de una búsqueda independiente en Internet para asegurarse de que está llamando a la ATO.

Por su parte, la ACCC ha recibido denuncias que representan un aumento de 126% de las estafas solo con criptomonedas, sumando unos 1.2 millones de dólares australianos en pérdidas.

En caso contrario, recientemente se conoció sobre la investigación que lleva a cabo la Policía de Australia por el supuesto caso de minería ilegal de criptomonedas por parte de funcionarios del gobierno.

Así que, aunque Australia es un país abierto al uso de Criptomonedas, no es nada descabellado que a partir de tantas denuncias comience a regular ese mercado.