Livetvhulu E1478101348228

Ante la mirada atenta de los reguladores financieros estadounidenses, diversas casas de cambio y entidades financieras privadas han comenzado a ofrecer contratos de futuros de Bitcoin, con Morgan Stanley, el cuarto banco de inversión más grande del mundo, liquidando silenciosamente estos contratos para sus clientes desde principios de año. Anteriormente, CBOE y CME Group ya habían obtenido aprobación regulatoria para tal fin.

Gobiernos como el de Corea del Sur, que recientemente han mostrado posturas reguladoras hostiles hacia las criptomonedas, han decidido prohibir esta actividad. Sin embargo, el Reino Unido nuevamente es noticia el día de hoy, ya que además de aprobar la licencia de dinero electrónico a la casa de cambio Coinbase, todo indica que aprobará el comercio de futuros de Bitcoin  a una reconocida casa de cambio de criptomonedas.

Según un informe de Reuters, la casa de cambio CoinfloorEX, fundada en 2013, anunció esta semana que comenzará a liquidar contratos de futuros de Bitcoin en abril. A diferencia de sus competidores, los futuros de Bitcoin serán ofrecidos físicamente, es decir, cuando un contrato expire, se entregará el activo real que se negocie, en este caso, el Bitcoin.

Esto marca una gran diferencia con respecto a los contratos de futuros de Bitcoin ofrecidos por CME Group y CBOE, que son liquidados en efectivo y no se asignan bitcoins a los propietarios del contrato. Según la publicación, esta noticia llegó después de varios meses de demanda de algunos usuarios de la casa de cambio para que la misma ofreciera esta alternativa. En declaraciones a Reuters, el confundador de Coinfloor, Mark Lamb, explicó:

Cuando hablas con los proveedores de liquidez, todos dicen lo mismo, que lo que quieren es un contrato de futuros entregado físicamente para que puedan cubrir su exposición a través de las casas de cambio.

El concepto de los futuros de Bitcoin aún sigue siendo bastante polémico, con la Comisión de Comercialización de Futuros de Productos Básicos de EE.UU afirmando que revisará intensamente los contratos ofrecidos por las compañías antes mencionadas en caso de que ocurran violaciones a las leyes financieras existentes, como manipulación, fraude y prácticas abusivas.