Trump Bloquea Compra Qualcomm Broadcom

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tomado la decisión de impedir el acuerdo de fusión entre el fabricante de microprocesadores Qualcomm y su competidor Broadcom, por aparentes motivos de seguridad nacional.

La información se conoció a través de un documento emitido por la Casa Blanca en el que se prohíbe la oferta de compra de Qualcomm planteada por Broadcom, con base en las sugerencias del Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos (CFIUS), donde afirman que existe evidencia de que este acuerdo perjudica la seguridad nacional del país.

Esta decisión llegó pese a que Broadcom dijo que movería su sede de Singapur al país norteamericano en abril. Antes de esto se había producido la votación entre los accionistas de Qualcomm para hacer efectiva la compra por US$ 117,000 millones, lo que quiere decir que cualquier preocupación inherente al tema de la seguridad nacional era debatible.

Por su parte, el Departamento del Tesoro emitió un documento el pasado fin de semana donde afirma que Broadcom había violado en tres oportunidades diferentes una orden del CFIUS, ya que no había notificado sobre algunas de sus acciones, como por ejemplo, haber declarado sobre el tema de la seguridad nacional relacionada a las adquisiciones en EE.UU.

En el documento publicado ayer por la Casa Blanca se menciona una investigación del CFIUS, donde aparentemente se había confirmado las preocupaciones inherentes a la seguridad nacional. En este sentido, Trump ordenó a Qualcomm y Broadcom abandonar permanentemente el acuerdo de compra. De igual forma, se les pidió a ambas empresas que informen al CFIUS sobre el cumplimiento de la orden presidencial.

El hecho de que EE.UU esté preocupado por la influencia china fue una de las principales razones para el bloqueo de la compra de Qualcomm por parte de la empresa singapurense. Durante varias semanas se pospuso este acuerdo, en parte porque Qualcomm rechazó varias ofertas de Broadcom.

El CFIUS también dijo en su momento que un acuerdo entre ambas compañías debilitaría el liderazgo de Qualcomm en el sector de los microprocesadores, dejando el camino abierto a los fabricantes chinos como Huawei, específicamente con respecto a la red 5G, donde China es más fuerte que EE.UU y podría generar inconvenientes de seguridad nacional.