Tiago

Los abuelos de Tiago Máximo eran pastores, usaban botas sólidas y hechas a mano en los campos, avanzando penosamente a través de la hierba seca y el barro, sobre caminos rurales llenos de baches y en los corrales.

Tiago llevó esa tradición, botas hechas a mano a personas que aprecian la calidad, de su negocio, Urban Shepherd, donde las botas fabricadas en Portugal se venden a clientes en Barcelona y en todo el mundo.

Pero Tiago tiene un problema, un problema que afecta a muchos propietarios de pequeñas empresas. Los bancos y las terminales de tarjetas de crédito le cobran demasiado para obtener incluso una pequeña ganancia en sus botas. ¿El resultado? Él tiene que cobrar más solo por mantenerse en el negocio. En otras palabras, él está sobreviviendo, pero se le dificulta prosperar.

El mes pasado, durante una entrevista en Barcelona Tiago conversó sobre su negocio, sus problemas y cómo para él las criptomonedas son una forma para hacer crecer su negocio. El joven actualmente no es muy optimista, pues no logra pagarle a sus proveedores tan rápido como le gustaría. Sin embargo ya está usando la tecnología Blockchain para efectuar esos pagos, y el asegura que incluso por más pequeña que sea su tienda el Bitcoin está teniendo el efecto que cualquiera que se involucre en ese negocio esperaría.