Dieta Alta Fibra

De acuerdo a una investigación realizada por científicos de la Universidad de Rutgers en New Jersey, Estados Unidos, una dieta alta en fibra puede estimular un grupo de bacterias intestinales que pueden beneficiar a las personas con diabetes mellitus tipo 2, al promover un mejor control de la glucosa en la sangre, una mayor pérdida de peso y mejores niveles de lípidos.

El estudio proporciona evidencia de que comer más fibras dietéticas puede reequilibrar la microbiota intestinal, el ecosistema de bacterias en el tracto gastrointestinal que ayudan a digerir los alimentos y son importantes para la salud humana en general.

La diabetes mellitus tipo 2, una de las enfermedades debilitantes más comunes; se desarrolla cuando el páncreas produce insuficiente insulina, hormona que ayuda a la glucosa a ingresar a las células para su uso como energía, o cuando el cuerpo no hace un uso apropiado de este hormona.

Para la investigación, los científicos dividieron aleatoriamente a los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 participantes del estudio en dos: un grupo de control que recibió una alimentación estándar con recomendaciones dietéticas, y un grupo de tratamiento que recibió una cantidad importante de varios tipos de fibras dietéticas. Ambos grupos tomaron el fármaco acarbosa para ayudar a controlar la glucosa en sangre.

La dieta alta en fibra incluía granos integrales, alimentos ricos en fibras dietéticas y prebióticos, que promueven el crecimiento de bacterias intestinales productoras de ácidos grasos de cadena corta.

Después de 12 semanas, los pacientes con la dieta alta en fibra tuvieron una mayor reducción en un promedio de tres meses de los niveles de glucosa en la sangre. Sus niveles de glucosa en ayunas también cayeron más rápido y perdieron más peso.

Antes estos resultados, los investigadores se plantearon distinguir qué cepas de bacterias eran responsables de este efecto positivo. De las 141 cepas de bacterias intestinales capaces de producir ácidos grasos de cadena corta, sólo 15 son promovidas por el consumo de fibra.

Cuando estas cepas se convirtieron en la especie dominante en el intestino, aumentaron los niveles de los ácidos grasos de cadena corta. Los investigadores creen que estos compuestos crean un ambiente más ácido en el intestino, lo que reduce el número de especies bacterianas no deseadas y que en última instancia conduce a un aumento en la producción de insulina y un mejor control de la glucosa en la sangre.

El investigador Liping Zhao, del Departamento de Bioquímica y Microbiología en la Universidad de Rutgers, y autor principal del estudio, se refiere a los resultados y comenta: “Nuestro estudio sienta las bases y abre la posibilidad de que las fibras dirigidas a este grupo de bacterias intestinales, eventualmente se conviertan en una parte importante de la dieta y tratamiento de las personas con diabetes mellitus tipo 2”.

Referencia: Gut bacteria selectively promoted by dietary fibers alleviate type 2 diabetes. Science, 2018. DOI: https://doi.org/10.1126/science.aao5774

Más en TekCrispy