Millennials Corea Sur Criptomonedas

En un mundo globalizado donde la tecnología ha abarcado todos los sectores de nuestra vida cotidiana, los Millennials han surgido como un grupo social con un dominio de la comunicación digital, el emprendimiento y el trabajo independiente, y una postura a favor de las tecnologías financieras que están revolucionando la economía del mundo, como Blockchain y las criptomonedas.

Pese a sus recientes regulaciones hacia el sector de las criptomonedas, Corea del Sur es un epicentro del desarrollo financiero que han propiciado estos activos, una situación impulsada en gran medida por los Millennials de este país, quienes parecen ser los principales inversionistas de criptomonedas en la actualidad, o al menos eso es lo que sugiere una encuesta de la Fundación de Protección de Inversores Financieros de Corea.

Según una publicación de la agencia de noticias surcoreana Yonhap, la encuesta revela que las personas que tienen entre 20 y 30 años son los inversionistas más activos del sector de las criptomonedas en el país.

La fundación realizó el estudio en diciembre de 2017, donde fueron encuestados 2,530 surcoreanos con edades comprendidas entre los 25 a los 64 años, de los cuales el grupo más joven reconoció que compró criptomonedas. Los encuestados que rozaban la edad de 30 años fueron el segundo grupo de inversionistas registrados, representando el 19.3% del total.

En tercer lugar, con un 12%, se ubicaron las personas de 40 años, mientras que los inversionistas de 50 y 60 años representaron un 8.2% y un 10.5% respectivamente. En todos los grupos de edad, el estudio encontró que el 13.9% de los surcoreanos compró criptomonedas.

Por otra parte, el Bitcoin y el Ethereum surgieron como las criptomonedas favoritas entre los encuestados, gracias a sus oportunidades de rendimiento más rápidas y altas. En todo caso, los Millennials están potenciando la revolución financiera de las criptomonedas en el país asiático, y dudosamente las regulaciones gubernamentales podrán combatir con ello, o al menos no será sencillo.