Japon Suspender Casas Cambio

Uno de los países donde la industria de las criptomonedas ha podido demostrarle al mundo su verdadero potencial para revolucionar el mundo financiero es Japón, incluso con sus instituciones financieras tradicionales adoptando la tecnología de las criptomonedas para sus aplicaciones de pago.

Sin embargo, a raíz del hackeo a la casa de cambio Coincheck a finales de enero pasado, donde fueron sustraídos cerca de US$ 400 millones en NEM de los usuarios, las autoridades japonesas han mostrado una postura enérgica en relación al control de la seguridad en las exchange que operan en el país. En este sentido, los informes revelan que las autoridades podrían emitir sanciones a estos negocios, incluyendo la suspensión de los mismos.

En concreto, se trata de la Agencia de Servicios Financieros (FSA), encargada de detectar los inconvenientes con las políticas de protección al usuario y las medidas anti lavado de dinero de las casas de cambio. Según una publicación del medio Nikkei, varias casas de cambio presentaron fallas en sus procedimientos, lo que significa que pueden permitir el lavado de dinero o incluso no garantizar la seguridad de los fondos de sus clientes.

Una publicación de Reuters sugiere que, de momento, no está claro cuáles serán las medidas que las autoridades implementarán con respecto a este tema, pero lo cierto es que Coincheck podría recibir una segunda advertencia para que eleven los niveles de seguridad en su plataforma.

Luego del hackeo a esta casa de cambio, la FSA investigó varias casas de cambio para evaluar sus mecanismos de almacenamiento de criptomonedas y prevención de riesgos, sin embargo, no existe ningún detalle de los resultados de dichas pesquisas.

En ese momento, la autoridad evaluó las Exchange autorizadas y no autorizadas, pidiéndoles información acerca de sus protocolos de seguridad. Recordemos que Coincheck es una de las casas de cambio japonesas que operaba sin licencia.