Deja Vu Premonicion

La mayoría de las personas han experimentado la sensación conocida como déjà vu (visto antes en francés), un paradójico e inquietante sentimiento que surge cuando estando en una situación nueva, y se tiene la sensación de ya haber estado allí o de ya haber vivido ese momento. Con frecuencia los déjà vu son muy vívidos, al punto de que la persona tiene la certeza de que sabe lo que va a ocurrir, oír o ver.

Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad Estatal de Colorado se interesaron en escudriñar la supuesta asociación entre el déjà vu y los sentimientos premonitorios.

La profesora Anne Cleary, autora principal del estudio, argumentó en el año 2012 que la sensación de déjà vu es un fenómeno relacionado con la memoria, similar a la sensación de palabras que nos eluden, ese “lo tengo en la punta de la lengua” que no somos capaces de recordar, a pesar del hecho de que estamos seguros que conocemos la palabra.

La profesora Cleary descubrió que cuando experimentamos déjà vu, podría ser porque el contexto nos recuerda algo que ya hemos visto o experimentado en la vida real, pero que ya no podemos recordar correctamente.

Por lo tanto, podemos tener la sensación de que ya hemos estado en un lugar completamente nuevo si, por ejemplo, nos recuerda un lugar que una vez se vio, pero que no estamos conscientes de haber visto.

Al respecto la profesora explica: “No podemos recordar conscientemente la escena anterior, pero nuestros cerebros reconocen la similitud. Esa información surge como la sensación inquietante de que hemos estado allí antes, pero no podemos precisar cuándo o por qué”.

En su nueva investigación, los científicos indujeron la experiencia del déjà vu en los participantes del estudio, para probar la concurrencia de sentimientos premonitorios y para ver si tales sentimientos eran consistentes con la situación real.

En otras palabras, los investigadores querían ver si las personas que habían tenido una experiencia déjà vu realmente podían predecir lo que vendría después, o si esa sensación era sólo un truco de la mente.

Para lograrlo, los investigadores diseñaron una serie de experimentos en los que participó un grupo de voluntarios (74 estudiantes de la CSU), a quienes se les indujo la sensación de déjà vu al pedirles que exploraran paisajes virtuales tridimensionales.

La estrategia era simple: los paisajes se mapeaban de manera idéntica, pero se veían completamente diferentes; por ejemplo, a veces los participantes veían escenas de depósito de chatarra, mientras que en otras ocasiones se les mostraba un jardín de setos.

En cada caso, el movimiento a través de la escena se detuvo antes de un giro crítico. Por lo tanto, todos los participantes sintieron que el paisaje les resultaba familiar, porque en realidad lo habían visto, sólo que en una forma completamente diferente.

Los investigadores evidenciaron que aproximadamente la mitad de los participantes que informaron tener la sensación de déjà vu también manifestaron que tenían sensaciones premonitorias, pero sus respuestas de elegir el giro correcto, no tuvo una relevancia estadística que indicará que la premonición era acertada.

En resumen, si bien es común que al experimentar la sensación de déjà vu se puede tener la certeza de conocer lo que sucederá a continuación, se trata de una impresión sin fundamento en la realidad.

Referencia: Déjà Vu: An Illusion of Prediction. Psicological Science, 2018. https://doi.org/10.1177/0956797617743018

Más en TekCrispy