Compartir

Muy probablemente habrás escuchado que el desayuno es la comida más importante del día. Esto es algo que científicos y madres han estado diciendo durante décadas, y hay una razón para eso: es cierto. Estudios demuestran que el desayuno tiene un impacto significativo en cómo funciona el cuerpo durante el resto del día.

Algunas personas, por una variedad de razones, sacrifican el desayuno. Muchos creen que simplemente pueden recuperarlo comiendo algo un poco más tarde, lo que es un error.

No importa cuánto alcohol consumas, este acortará tu vida, asegura nuevo estudio

Al despertar por la mañana, el nivel de azúcar en la sangre se encuentra bajo, debido a que el cuerpo ha estado utilizando las reservas de glucosa para alimentarse durante la noche. Esto ocasiona que el metabolismo al despertar sea lento, razón por la cual nos sentimos aletargados por la mañana.

La necesidad del cuerpo de comer en la mañana es en realidad una parte natural del reloj circadiano principal del cuerpo. Desayunar, al menos entre las dos horas siguientes a la vigilia, aumenta y ayuda a mantener el metabolismo durante el resto del día.

Quienes omiten el desayuno, privan al cuerpo del combustible que necesita para comenzar el día; esto generalmente resulta en comer en exceso más tarde. Por esta razón, saltarse el desayuno es algo que debes evitar si estás tratando de perder peso.

El desayuno no sólo debe considerarse como un medio para mantener o perder peso. También juega un papel importante en cómo funciona el cerebro, el cual requiere una variedad de nutrientes diferentes para su funcionamiento óptimo.

Son muchos los estudios que ratifican la importancia del desayuno. Una investigación1 realizada en la Universidad de Harvard muestra que las personas que no desayunaban tenían un 27 por ciento más de riesgo de desarrollar enfermedad coronaria.

Otro estudio2 concluyó que las personas que desayunan, tienen más probabilidades de cumplir con sus necesidades nutricionales diarias recomendadas, que aquellos que no desayunan.

El consumo de alimentos ultraprocesados está vinculado al desarrollo de cáncer, afirma estudio

Otra investigación3 ha encontrado que desayunar disminuye el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en las mujeres y reduce la obesidad porque limita las meriendas a media mañana.

Pero los beneficios de desayunar no se limitan a los antes mencionados. Se ha comprobado científicamente que desayunar mejora la memoria, aumenta la energía, favorece el estado de ánimo,  ayuda a quemar calorías, incrementa la concentración, entre otros provechos.

Referencias:

1.- Prospective Study of Breakfast Eating and Incident Coronary Heart Disease in a Cohort of Male US Health Professionals. Circulation, 2013. DOI: https://doi.org/10.1161/circulationaha.113.001474

2.- Breakfast: a multidisciplinary approach. Italian Journal of Pediatrics, 2013. DOI: https://doi.org/10.1186/1824-7288-39-44

3.- Eating patterns and type 2 diabetes risk in older women: breakfast consumption and eating frequency. The American Journal of Clinical Nutrition, 2013. DOI: https://doi.org/10.3945/ajcn.112.057521

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.