Lado Oscuro Luna

Probablemente has escuchado referencias sobre el “lado oscuro” de la Luna. Este término popular se refiere al hecho de que la misma mitad física de la Luna, llamada “lado cercano”, está siempre frente a la Tierra, lo que a su vez significa que hay un “lado lejano” que nunca enfrenta la Tierra y sólo se puede ver desde el espacio.

Este fenómeno no tiene nada que ver con la iluminación o la luz y la oscuridad periódicas que vemos a medida que cambian las fases de la luna. A veces las personas se refieren a una Luna Nueva como una “luna oscura” porque la luna está totalmente en la sombra vista desde la Tierra y no podemos verla, pero eso no es lo mismo que el lado oscuro de la luna. El lado de la Luna que nos enfrenta durante una luna nueva es el mismo que cualquier otra fase lunar, como la luna llena.

Entonces, ¿por qué sólo podemos ver un lado de la luna desde la Tierra?

Todos sabemos que la Tierra gira sobre su propio eje, por lo que, en teoría, la Luna también debería hacer lo mismo. Resulta que la velocidad a la que la Luna gira ha llevado a este fenómeno particular. Hace millones de años, la Luna giró a un ritmo mucho más rápido que ahora. Sin embargo, la influencia gravitacional de la Tierra ha actuado gradualmente sobre la Luna para frenar su rotación, de la misma manera que la influencia gravitacional mucho más pequeña de la Luna actúa sobre la Tierra para crear mareas. Esta influencia ralentizó el período de rotación de la Luna para que coincida con el de su órbita en unos 27,3 días.

Si la Luna no girara en absoluto, eventualmente mostraría su lado más alejado de la Tierra mientras orbita nuestro planeta. Sin embargo, dado que el período de rotación es exactamente el mismo que el período orbital, la misma porción de la esfera de la Luna siempre está orientada hacia la Tierra.

Finalmente, una de las razones por las que el lado más alejado de la Luna se conoce como el “lado oscuro” se debe a que muchas personas piensan erróneamente que nunca ve luz del Sol; en ese sentido, el término es erróneo. De hecho, dado que la Luna gira constantemente sobre su propio eje, no hay área en ella que esté en oscuridad permanente.

Más en TekCrispy