Venezuela Petro Boletos Aereos

A pesar de las advertencias y el rechazo internacional por parte de distintos gobiernos que ha generado el lanzamiento del “petro” en Venezuela, el Ejecutivo nacional parece pretender continuar con su plan de establecer y consolidar la nueva criptomoneda en el territorio. El día de hoy, Carlos Vargas, superintendente de Criptoactivos y Actividades Conexas anunció que las aerolíneas operantes en el país caribeño pueden iniciar la venta de boletos, tanto nacionales como internacionales, pagaderos en “petros”.

“Se autoriza a las aerolíneas el cobro de los boletos nacionales e internacionales en petro y otras criptomonedas”, expresó Vargas en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, quien, además, detalló que todo el combustible que se comercializa en diferentes puntos de la frontera entre Venezuela y Colombia, también será posible de pagar mediante el uso de la criptomoneda criolla.

Desde su concepción, son varios los altos funcionarios del gobierno venezolano que han manifestado su apoyo al “petro”, entre ellos, Tarek El Aissami, vicepresidente de la nación, quien asegura que el criptoactivo “llevará un nuevo comienzo económico” al país y “burlará” el supuesto bloqueo financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a Venezuela. Por otro lado, una agencia financiera china calificó la adopción de la criptomoneda como “una genialidad histórica”; y, según información difundida por el gobierno, empresarios de distintos países como Colombia, Brasil, Japón, España y San Vicente y las Granadinas han manifestado interés en realizar negocios y diferentes transacciones con el “petro”.

La preventa oficial del criptoactivo, que se encuentra respaldado por las enormes reservas de petróleo del país caribeño, inició el pasado 20 de febrero y, según declaraciones del presidente Nicolás Maduro, contó con la participación de más de 87.000 usuarios, procedentes de 127 países, recibiendo 171.000 ofertas de compra; captando, según informes oficiales, aproximadamente $3.000 millones de dólares para los ingresos del país.