Cyberdine Cyborg Piernas Roboticas

Una compañía líder del sector de la rehabilitación física llamada Brooks Rehabilitation, anunció su asociación con la empresa tecnológica japonesa Cyberdine Inc., dedicada a la innovación del sector médico, para presentar el primer dispositivo robótico para el tratamiento de las lesiones de la médula espinal.

En concreto, el dispositivo lleva por nombre HAL (Hybrid Assistive Limb), y consiste en un exo-traje que cubre parte de la columna vertebral y se extiende hasta los pies. Son una especie de piernas robóticas que ya han recibido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU (FDA, por sus siglas en inglés), y cuyo tratamiento se ofrece en el Treatment Center de Jacksonville.

Con motivo de la presentación, la Dra. Geneva Tonuzi, Directora del Centro de Tratamiento Brooks Rehabilitation, afirmó:

Ya hemos visto mejoras en la movilidad y la capacidad para caminar en pacientes con lesión de la médula espinal en varios países que ofrecen esta tecnología. Estamos complacidos de que finalmente la tengamos aquí en Brooks Rehabilitation, ya que abre la puerta a más métodos de investigación para avanzar en el tratamiento de lesiones de médula espinal.

El exoesqueleto HAL logra adaptarse sin problemas a las extremidades inferiores y al tronco del paciente, basando su funcionalidad en las señales internas del cuerpo. Su principal diferencia con respecto a dispositivos similares, es que todos los movimientos del robot se controlan neurálgicamente por voluntad del paciente. Además, cuenta con funciones de visualización y ajuste de las señales que produce.

Su funcionamiento inicia cuando los sensores se unen a las extremidades inferiores del paciente, y cuando éste intenta realizar un movimiento, los músculos reciben las señales nerviosas del cerebro y pequeños estímulos bioeléctricos son detectados por la piel.

De esta forma, HAL emplea sensores para detectar estas señales y contribuye a realizar los movimientos deseados, mejorando la estabilidad y la fuerza del paciente, ofreciéndole la posibilidad de caminar por sí solo.

Los pacientes que se han beneficiado de los tratamientos con HAL en Brooks Rehabilitation también tienen la posibilidad de compartir la información sobre su tratamiento a fin de investigar y evaluar los beneficios de estas piernas robóticas y sus posibles optimizaciones a futuro.

Más en TekCrispy