Los altos costos que requiere el proceso de minar criptomonedas, ha llevado a los trabajadores de tecnología de la información del gobierno de Louisiana a insertar bombas lógicas dentro de las computadoras para generar tokens.

Con el objetivo de obtener provecho de la minería, pero sin destinar recursos propios a la actividad, en Louisiana los empleados se valieron de las computadoras pertenecientes al gobierno para generar los ingresos extras.

Esta actuación genero que fueran despedidos de sus puestos de trabajo, dejando a la opinión de la comunidad la posibilidad de este tipo de mal comportamiento en instituciones oficiales.

Luego de que la oficina de investigación del estado informara haber encontrado software malicioso de minería bitcoin en computadoras del gobierno, la Fiscal General de Louisiana inició una investigación sobre los hechos. Además de eso, el FBI realizo cuestionamientos sobre el ex director de la sección de TI de Louisiana.

Entre la gran variedad de empleados despedidos se encontraban un administrador de sistemas, un gerente de mesa de ayuda, un coordinador de soporte de litigios y un empleado de recursos humanos, de acuerdo con el departamento de Tecnología del Gobierno.

Estos empleados alegaron que “no podrían haber usado computadoras de la agencia para extraer criptomonedas, incluso si lo hubieran querido porque las máquinas carecían de esa capacidad. Además, dijeron, que tal actividad se habría detectado fácilmente debido a la cantidad masiva de electricidad necesaria para impulsar los procesos computacionales“.

Por otro lado las autoridades se percataron de la actividad, luego de encontrar las bombas lógicas utilizadas por los empleados. Estas bombas lógicas como se les conoce, son piezas de código insertadas en un sistema operativo, que si bien han sido utilizadas generalmente para corromper datos, los mineros las han utilizado para la creación de tokens.

Aun teniendo todo esto en cuenta, en relación a los altos costos por la minería, recientemente Crescent Electric Supply Company, un proveedor de hardware y electricidad en los Estados Unidos, descubrió que Louisiana es el estado más económico para extraer bitcoins, seguido por Idaho, Washington, Tennessee y Arkansas. En el otro extremo, también informo que Hawái es el estado más caro para realizar minería.