Mark Carney

El jefe del banco central del Reino Unido anunció que la institución intensificará sus esfuerzos para combatir el uso de criptomonedas en actividades financieras ilegales.

Durante un discurso en la Scottish Economics Conference en Edimburgo el viernes, Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, dijo que cree que deben aplicarse regulaciones más rigurosas a las casas de cambio en un esfuerzo por frenar el uso ilícito de criptomonedas en delitos financieros, como el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

“En mi opinión, mantener los intercambios de cripto-activos con los mismos estándares rigurosos que los que negocian valores abordaría una gran base en el enfoque regulatorio”, fueron las palabras de Carney.

Además, el jefe del Banco Central dijo que no cree que las criptomonedas actualmente representen riesgos significativos para el sistema financiero existente. Sin embargo, dichos riesgos pueden crecer a medida que la adopción minorista de bitcoin se expande y las instituciones tradicionales se retrasan con respecto a las mejoras en sus sistemas.

En otros comentarios, Carney dijo que él cree que la criptomoneda está “fallando” como un tipo de dinero. Actúa “en el mejor de los casos, solo para algunas personas y en una medida limitada, e incluso solo en paralelo con las monedas tradicionales de los usuarios”, dijo.

El jefe del banco central agregó que no está en contra de la innovación proporcionada por las criptomonedas, y argumentó que la regulación sería beneficiosa para la industria, así como para los consumidores.

Su tecnología central ya está teniendo un impacto. Incorporar criptoactivos en la carpa de regulación podría catalizar innovaciones para servir mejor al público“, dijo.

Los comentarios llegan poco después de una advertencia del principal regulador financiero del país sobre los riesgos de la inversión en criptomonedas.