Formacion Luna

En contraste con las teorías hasta ahora planteadas, que sugieren que la Luna se formó a partir de una colisión de un cuerpo astronómico con la Tierra primitiva hace más de 4.500 millones de años, científicos de la Universidad de Harvard y de la Universidad de California en Davis, proponen una nueva hipótesis sobre cómo la Tierra obtuvo su satélite natural, argumentando que la Luna nació dentro de la Tierra antes de que fuera un planeta sólido.

La nueva propuesta argumenta que en el momento de la formación de la Luna, la Tierra era una nube giratoria de roca vaporizada en forma de rosquilla, lo que se conoce como sinestia.

Esta proposición contraviene la teoría más popular para la formación de la Luna, la cual  sostiene que el satélite nació de una colisión entre la Tierra y una roca del tamaño de Marte llamada Tea. De acuerdo a esta hipótesis, el choque provocó que fragmentos de roca y metal fueran expelidos al espacio, los cuales posteriormente se comprimieron y solidificaron para formar la Luna.

El nuevo modelo sugiere que tanto la Tierra como la Luna se formaron a partir de la misma colisión gigante. Los científicos plantean la hipótesis de que, en las primeras etapas del sistema solar, un par de cuerpos de tamaño planetario colisionaron, creando una nube de roca vaporizada, una sinestia.

A medida que los vapores de las rocas se condensaron en forma líquida, la nube se contrajo y luego se transformó en un planeta fundido. Los científicos creen que una masa de roca vaporizada se escapó, más allá de la atracción de la condensación. Como resultado, esta masa fue la semilla de lo que posteriormente se convertiría en la Luna.

El investigador Simon J. Lock, del Departamento de Ciencias Planetarias de la Universidad de Harvard, explica: “Nuestro modelo comienza con una colisión que forma una sinestia; a partir de allí, la Luna se forma dentro de la Tierra vaporizada a temperaturas de cuatro a seis mil grados Fahrenheit y presiones de decenas de atmósferas.”

Debido a que la Tierra y la Luna se formaron principalmente con el mismo material vaporizado, la teoría explica la composición similar de los dos cuerpos, pero además, la teoría también justifica por qué la luna es ligeramente diferente, ya que habría perdido los materiales más fácilmente vaporizados durante su expulsión de la sinestia.

La Dra. Sarah Stewart, profesora de Ciencias Planetarias y de la Tierra en la Universidad de California en Davis y coautora de la investigación, expresó: “Este trabajo explica las características de la Luna que son difíciles de resolver con las ideas actuales. La composición química de nuestro satélite es casi la misma que la Tierra, pero con algunas diferencias. Este es el primer modelo que puede coincidir con el patrón de la composición de la Luna”.

A pesar de que este modelo ofrece ciertas respuestas a incertidumbres hasta ahora no explicadas, los investigadores señalan que este modelo es puramente teórico y que requiere de más refinamiento.

Referencia: The origin of the Moon within a terrestrial synestia. Journal of Geophysical Research: Planets, 2018. doi:10.1002/2017JE005333.

Más en TekCrispy