Como varios recordarán, el 1 de diciembre de 2017 fue un día de alegría para muchos inversionistas del rubro de las criptomonedas. En dicha fecha, la Comisión de Futuros y Comercio de Materias Primas anunció oficialmente que dos exchanges importantes empezarían a ofrecer contratos de futuros de bitcoins al público, lo que ocasionó que el precio del criptoactivo aumentase en un 13%.

Desde entonces, tanto el CBOE Global Markets Inc. como el CME Group obtuvieron el visto bueno para comenzar a ofrecer futuros, permitiendo a los inversores involucrarse con el bitcoin de una manera mucho más sencilla y participar de forma más significativa.

Si bien el rendimiento de estos futuros hasta la fecha ha sido desigual (debido a los volátiles precios de bitcoin en lo que va de año), ahora parece que el panorama cambiará, ya que otras criptomonedas tendrían la posibilidad de comercializar sus propios contratos de futuros.

El pasado martes, CBOE Global Markets Inc efectuó unas declaraciones en las que informó al público general que había realizado una serie de actualizaciones importantes en su sistema para permitir el intercambio de futuros. Semanas atrás, Chris Concannon, presidente de la compañía, había establecido en un comunicado que, hasta que dicha actualización no se completase, le resultaría imposible a la compañía habilitar esta nueva opción.

Las reformas en el sistema, según detallaron, incluyen la optimización del ancho de banda, mejora en los controles de riesgo y el manejo de órdenes distribuídas; y aumento de la velocidad de las transacciones, siendo esta última especialmente importante debido al impacto negativo que suponen las demoras durante los intercambios.

A pesar de que Concannon no mencionó con qué criptomonedas trabajaría CBOE en principio, los expertos y la comunidad en general especulan que podría tratarse del bitcoin (que se encuentra como la mejor posicionada en el mercado), Etherum, Ripple y Litecoin.