Compartir

El sexting consiste en el envío de mensajes con contenido sexual (erotismo o pornografía) a través del móvil. Al principio, solo se trataba de mensajes de texto de tipo sexual, pero con el auge de los teléfonos inteligentes las fotos y videos pornográficos comenzaron a formar parte de este concepto.

Ahora, un estudio publicado por el Journal of American Medical Association (JAMA) ha revelado que 1 de cada 4 menores de edad ha recibido este tipo de mensajes, y 3 de cada 10 han hecho sexting.

La publicación sugiere que el también llamado ‘sexteo’ es una actividad cada vez más común y popular entre los adolescentes de 12 a 17 años de edad. En este sentido, los jóvenes ahora envían más contenido sexual (imágenes, videos o mensajes explícitos).

Por otra parte, expertos de la Universidad de Calgary, en Canadá, han señalado que este tipo de acciones ponen sobre la mesa una preocupación latente, sobre todo en los casos donde los jóvenes no tienen suficiente comprensión acerca de lo que implica enviar este tipo de contenidos sexualmente explícitos a través del móvil. Por ejemplo, estos videos o fotos sexuales podrían ser distribuidos inescrupulosamente en Internet.

Nokia sorprende con su móvil básico, el 8110 con conectividad 4G

Según el estudio, los adolescentes de menor edad tenían menos interés en el envío de estos mensajes, sin embargo, el nivel de prevalencia se elevó en cada año de edad. A pesar de que esta práctica en jóvenes suele verse como contenido que comparten las niñas por petición de los niños, la investigación reveló que no existían diferencias de género ni tampoco en la frecuencia de envío o recepción de sexting.

Asimismo, los autores del estudio llegaron a la conclusión que la distribución de estos contenidos sin autorización del autor o el adolescente que ha enviado el video o foto, puede generar angustia, vergüenza, situaciones de bullying e incluso acoso a través de las redes sociales.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.