Maternidad

De acuerdo a los resultados obtenidos en una reciente investigación, la activación del sistema inmune materno, especialmente durante el tercer trimestre, podría afectar el desarrollo cerebral del bebé.

El sistema inmune responde a varios estímulos, como infecciones, estrés, enfermedades y alergias. Tras la activación por diversos estímulos, se liberan proteínas como parte de esta respuesta inmune.

Finalmente sabemos cómo la insulina potencia al sistema inmune

Estudios en animales han demostrado que ciertas proteínas liberadas durante esta respuesta inmune pueden afectar a la descendencia, pero se sabe poco sobre este efecto en los humanos.

Teniendo esto presente, los investigadores diseñaron un estudio para determinar cómo la respuesta inmune durante el embarazo podría afectar el cerebro en desarrollo de los bebés.

Inicialmente reclutaron a un grupo mujeres jóvenes en el segundo trimestre de gestación, a las que se les practicaron pruebas de sangre y monitoreo del corazón fetal en el tercer trimestre; posteriormente, escáneres cerebrales de los recién nacidos y evaluación del desarrollo mental y motor de los bebés a los 14 meses de edad.

Durante el tercer trimestre, se obtuvo sangre materna y se analizaron los niveles de IL-6 (interleucina-6) y PCR (proteína C reactiva), dos proteínas de fase aguda que se elevan durante la activación de la respuesta inmune.

El equipo también monitoreó la frecuencia cardíaca fetal como una medida del desarrollo del sistema nervioso.

El equipo encontró que los niveles de PCR se correlacionaron con variaciones en la frecuencia cardíaca fetal, que a su vez depende del sistema nervioso, lo que sugiere que la respuesta inmune materna durante el embarazo puede afectar el desarrollo del cerebro fetal.

En sus primeras semanas de vida, a los bebés se les realizaron resonancias magnéticas, lo que permitió al equipo ver el desarrollo del sistema nervioso y la posible influencia de los factores prenatales.

Se observó una alteración significativa en las conexiones entre regiones cerebrales específicas denominadas red de saliencia, lo que se correlaciona con niveles elevados de IL-6 y PCR materna. La función de esta red es filtrar los estímulos que llegan al cerebro y priorizarlos sobre la base de aquellos que requieren atención inmediata.

Se ha demostrado alteraciones en la función normal de la red de saliencia, están asociadas con el desarrollo de trastornos del espectro autista y enfermedades psiquiátricas, como la esquizofrenia.

A los 14 meses de edad, los bebés fueron evaluados en cuanto a habilidades motoras, desarrollo del lenguaje y comportamiento, encontrando variaciones marcadas en los puntajes de los niños cuyas madres habían presentado niveles elevados de IL-6 y PCR durante el embarazo.

Científicos descubren una molécula que puede debilitar el virus del VIH

Estos resultados sugieren una posible asociación entre la respuesta inmune materna y el desarrollo cerebral del feto. Sin embargo, se necesita hacer más investigaciones para validar estos hallazgos.

El Dr. Bradley Peterson, director del Instituto para la Mente en Desarrollo en el Departamento de Pediatría del Hospital de Niños de Los Ángeles y autor principal del estudio, concluye expresando:

Estos hallazgos nos permitirán identificar formas de prevenir esos efectos y garantizar que los niños se desarrollen de la manera más saludable posible, comenzando en el útero y continuando durante la infancia posterior y más allá.

Referencia: Maternal immune activation during the third trimester is associated with neonatal functional connectivity of the salience network and fetal to toddler behavior. Journal of Neuroscience, 2018. DOI: https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2272-17.2018

Más en TekCrispy