Ansiedad Manejable

En repetidas ocasiones expertos han afirmado que en nuestra memoria predomina la información que tiene un color emocional negativo. En este contexto, un equipo de científicos de la Universidad de Waterloo en Canadá, decidió profundizar en esa premisa y realizó un estudio, cuyos resultados revelan que los niveles manejables de ansiedad pueden ayudar a las personas a recordar mejor los detalles de los eventos.

Si bien la ansiedad ha existido siempre en la humanidad, existe una opinión generalizada de que es un rasgo característico de nuestros tiempos modernos y que su prevalencia se ha acentuado debido a ciertos cambios políticos, sociales, económicos o ambientales. No en vano los trastornos asociados a la ansiedad, incluyendo trastorno de pánico, ansiedad generalizada, ansiedad social y fobias específicas, entre otros, son los trastornos mentales más prevalentes del siglo XXI.

Para las personas que sufren de un trastorno severo asociado a la ansiedad, realizar las tareas cotidianas puede ser un verdadero reto, ya que sus efectos son debilitantes. Pero los investigadores puntualizan que no todo lo relacionado con la ansiedad es negativo y afirman que el tipo de ansiedad cotidiana que todos sentimos de vez en cuando, puede usarse de manera positiva.

De acuerdo a esta nueva investigación, una cantidad moderada de ansiedad podría ayudarnos a recordar mejor las cosas.

El estudio contó con la participación de 80 estudiantes de pregrado (64 mujeres) con una edad promedio de 20,08 años. La mitad fue asignada aleatoriamente a un grupo de instrucción de codificación superficial y los restantes a un grupo de codificación profunda. Todos los participantes completaron las pruebas de escalas de estrés por ansiedad y depresión.

El procesamiento superficial se refiere a los sonidos y la estructura del lenguaje, mientras que el procesamiento profundo sucede cuando escuchamos una palabra y resolvemos su significado; es la forma en que nuestro cerebro conecta las palabras que acabamos de escuchar con otras palabras de significados similares, lo que nos hace recordarlas mejor.

A los participantes se les mostraron 72 palabras superpuestas en imágenes que eran negativas o neutras. Los del grupo de codificación superficial se les pidió que buscaran la letra “a”, mientras que a los del grupo de codificación profunda se les preguntó si la palabra representaba un objeto vivo o no.

Como resultado, las personas con ansiedad automáticamente activaron las partes del cerebro responsables de la memoria y recordaron mejor todo lo que vieron. Y aquellos que estaban en un estado más equilibrado, fueron sensibles a lo que tiene un significado negativo, y prestaron atención principalmente a las imágenes perniciosas.

Los resultados mostraron que los niveles manejables de ansiedad ayudaron a la memoria de los participantes.

La Dra. Myra Fernandes, profesora del Departamento de Psicología en la Universidad de Waterloo y coautora del estudio, manifestó:

Hasta cierto punto, hay un nivel óptimo de ansiedad que beneficiará la memoria; pero sabemos por otras investigaciones que los altos niveles de ansiedad pueden hacer que las personas lleguen a un punto de inflexión, lo que afecta sus recuerdos y desempeño.

En otras palabras, si la ansiedad es demasiado alta, o se convierte en miedo, puede hacer a que las memorias de las personas se degraden, por lo que el beneficio observado en este estudio se pierde.

Referencia: Emotional Encoding Context Leads to Memory Bias in Individuals with High Anxiety. Brain Sciences 2018; DOI: 10.3390/brainsci8010006

Más en TekCrispy