Mujer Hijo

De acuerdo a una investigación realizada por científicos de la Universidad George Manson (GMU) de Virginia en Estados Unidos, tener hijos le agrega el equivalente a once años a la edad biológica de una mujer y acelera el proceso de envejecimiento, más que factores como el tabaquismo y la obesidad.

El estudio se centró en la medición de la longitud de los telómeros, la sección final de un cromosoma asociado con la longevidad, en mujeres con niños. La longitud de los telómeros se toma como un indicador de la edad que tenemos a nivel celular.

Los telómeros son las tapas al final de cada cadena de ADN que protege nuestros cromosomas, de manera similar a la protección que brindan las puntas de plástico al final de los cordones de los zapatos.

Los resultados mostraron que la longitud de sus telómeros estaba a la par de las mujeres más de diez años mayores que ellas.

Los investigadores examinaron datos de más de 1.900 mujeres, con edades comprendidas entre 20 y 44 años, que participaron en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, durante el periodo 1999 a 2002, el único período de la encuesta que incluye la medición de la longitud de los telómeros.

En el estudio, los investigadores encontraron que las mujeres que habían dado a luz a al menos un hijo, tenían telómeros que eran en promedio 4,2 por ciento más cortos que las de mujeres que no tuvieron hijos; estos resultados fueron consistentes incluso luego de que los datos se ajustaron por edad, etnia, educación, tabaquismo y otros aspectos.

La Dra. Anna Pollack, del Departamento de Salud Global y Comunitaria en la Facultad de Salud y Servicios Humanos de la GMU y coautora del estudio, comentó: “Nos impresionó encontrar un resultado tan sorprendente. Es equivalente a alrededor de 11 años de envejecimiento celular acelerado”.

Según el estudio, las mujeres que tenían cinco o más hijos tenían telómeros más cortos en comparación con los que no tenían ninguno, y relativamente más cortas que las que tenían uno, dos, tres o incluso cuatro hijos.

En general, las personas en este estudio perdieron aproximadamente 10 pares de bases de ADN cada año. Pero las mujeres que tuvieron un hijo tenían 116 pares de bases menos que las mujeres de su edad que no habían tenido un hijo.

La Dra. Pollack concluye aclarando: “No es que las mujeres que han tenido hijos van a morirse 11 años antes que las mujeres sin hijos; los resultados tampoco deben verse como una señal de que las mujeres deben dejar de tener hijos. Muchas cosas pueden afectar los telómeros de una persona, como fumar, tener sobrepeso y el estrés.”

Debido a la naturaleza transversal del estudio, los investigadores no fueron capaces de contemplar influencias externas como el estrés y el estado de fertilidad, por lo que expresan que los resultados deben interpretarse con precaución.

Referencia: Parity associated with telomere length among US reproductive age women. Human Reproduction 2018. https://doi.org/10.1093/humrep/dey024

Más en TekCrispy