Desde hace mucho tiempo las criptomonedas se han estado revolucionando el sistema financiero mundial, y conscientes de ello, los gobiernos y sus bancos tradicionales han tenido estos activos en la mira por la amenaza que representan para los modelos económicos tradicionales.

Sin embargo, son muchos los legisladores y políticos que han propuesto reconocer las criptomonedas y regular su actividad para garantizar un mejor desarrollo de las tecnologías financieras y disruptivas. Países como Rusia, Islandia, y algunos estados de EE.UU, entre otros han propuesto que las actividades inherentes a este mercado, como la minería de Bitcoin, estén sujetas a impuestos.

Después de Venezuela y su intención de permitir el pago de impuestos con su nueva criptomoneda, el Petro, el estado más reciente de los Estados Unidos en considerar esta posibilidad es Georgia, donde un par de sus senadores han propuesto un proyecto de ley que permitirá a los ciudadanos pagar sus impuestos en Bitcoin.

A través de documentos públicos se pudo conocer que fue presentada una medida el pasado 21 de febrero por parte de los senadores Michael Williams y Joshua McKoon, que podría cambiar las reglas que rigen el Departamento de Ingresos del Estado de Georgia, abriendo la posibilidad de que se puedan utilizar criptomonedas como el Bitcoin.

Este proyecto de ley sigue los pasos de los legisladores de Arizona, quienes tal como hemos mencionado anteriormente, están abriendo la posibilidad de que el estado sureño se convierta en el primero de los EE.UU en aceptar el Bitcoin para el pago de impuestos. Al igual que en el caso de Arizona, el proyecto de ley de Georgia exige a los funcionarios tributarios convertir dichos pagos en dólares estadounidenses el mismo día que los han recibido.

Pese a que Arizona ha sembrado un precedente de adopción alentador, no existe garantía de que en Georgia sea aprobado este proyecto, ya que en el pasado no ha encontrado apoyo en otros estados con respecto de la medida.